Sábado, 23 Junio, 2018


Imputan cargos a 20 personas por corrupción en Reficar

Exdirectivos de junta de Reficar imputados por responsabilidad fiscal A juicio fiscal expresidente y directivos de Ecopetrol por Reficar
Frascuelo Febo | Junio 09, 2018, 19:24

Más de 20 funcionarios que hacían parte de la Junta Directiva de Ecopetrol y Reficar, además de cinco empresas que participaron de sus obras serán imputadas por la Contraloría General de la República, por el detrimento patrimonial de 2.400 millones de dólares, que equivalen a cinco billones de pesos.

Javier Eduardo Noguera, contralor delegado de la unidad de investigaciones especiales contra la corrupción de la Contraloría, archivó la investigación a 16 miembros de la Junta Directiva de Ecopetrol quienes eran investigados fiscalmente por el descalabro de la Refinería de Cartagena (Reficar).

Según esa entidad este sería el mayor detrimento patrimonial del Estado.

El contralor delegado Noguera Rodríguez también imputó responsabilidad fiscal solidaria por la totalidad de los US$2.433 millones de las inversiones menoscabadas a las multinacionales contratistas del proyecto: CBI Americas ltd., Chicago Bridge & Iron Company (cb&i) UK limited, CBI colombiana s.a., Foster Wheeler USA corporation y Process Consultants, inc.

-Uriel Salazar Daque, Henry Medina González, Astrid Martínez, Natalia Gutiérrez Jaramillo y Carlos Gustavo Arrieta.

Asimismo, con responsabilidad fiscal solidaria la Contraloría imputó a los expresidentes de Reficar Orlando Cabrales Martínez y Reyes Reinos Yanes, entre otros ejecutivos, por contribuir "a la pérdida de las inversiones". En junio del año pasado la Procuraduría General abrió una investigación disciplinaria contra nueve directivos e indicó que indagaba "las circunstancias que llevaron al aumento en el presupuesto de la obra". La refinería, que estaba planeada inicialmente por un costo de US$3.777 millones, costó US$8.326 millones.

La entidad pudo determinar que de los 4500 millones de dólares adicionales, por lo menos 3500 millones se habrían destinado a financiar mano de obra adicional ocasionada por la baja productividad en la ejecución del proyecto y sobre lo cual no se tomaron acciones preventivas ni correctivas, oportunas y efectivas.

Se establecieron irregulares como el haber aprobado una póliza irrisoria de un millón de dólares para asegurar el cumplimiento del contrato con la firma CBI.