Sábado, 21 Julio, 2018


Papa destaca plena disponibilidad de obispos chilenos ante cambios por abusos

Documento del Papa anuncia que rodarán cabezas pero esquiva referirse a indemnización y reparación de víctimas de abuso sexual Al afrontar abusos de curas en Chile, el Papa “está haciendo historia”
Orlondo Matamoros | May 17, 2018, 23:01

El Sumo Pontífice escribió una carta pública dirigida a los obispos chilenos.

Después de tres días, han finalizado los encuentros del Papa Francisco con los obispos chilenos. Además de Barrros, el obispo de Talca, Horacio Valenzuela; de Linares, Tomislav Koljatic, y uno de los obispos auxiliares de Santiago, Andrés Arteaga, también habrán presentado su renuncia al Papa.

El papa Francisco emitió durante este jueves un comunicado sobre las reuniones que sostuvo con los obispos de Chile en el Vaticano, donde les agradeció su participación para realizar "un discernimiento franco frente a los graves hechos que han dañado la comunión eclesial".

El sitio web del periódico agregó que los 4 renunciados forman el núcleo de los "obispos formados en la pía asociación fundada por el padre Karadima en sus tiempos de gloria, considerado un santo en vida por las clases altas chilenas, con grandes entradas con el dictador general Pinochet y sus colaboradores".

"Les agradezco la plena disponibilidad que cada uno ha manifestado para adherir y colaborar en todos aquellos cambios y resoluciones que tendremos que implementar en el corto, mediano y largo plazo, necesarios para restablecer la justicia y la comunión eclesial", indica.

"A la luz de estos acontecimientos dolorosos respecto a los abusos -de menores, de poder y de conciencia-, hemos profundizado en la gravedad de los mismos así como en las trágicas consecuencias que han tenido particularmente para las víctimas", reconoció el pontífice.

Francisco defendió a Barros durante su viaje en enero a Chile, pero al regresar al Vaticano ordenó una investigación al obispo maltés Charles Scicluna, tras la que aseguró que había sido mal informado y pidió perdón a todas las víctimas. Uno se realizará en la mañana y otro en la tarde, convirtiéndose así en la última jornada de los sacerdotes con el líder de la Iglesia Católica, incluso algunos comenzarán su retorno a Chile esta noche.