Macri: "Las transformaciones no son fáciles, sobre todo si son profundas"
Martes, 14 Agosto, 2018


Macri: "Las transformaciones no son fáciles, sobre todo si son profundas"

A diferencia del método "Las transformaciones profundas no son fáciles"
Orlondo Matamoros | May 17, 2018, 18:44

"No podemos resignarnos. Tenemos que ser protagonistas y cada uno tiene que hacer su trabajo", sostuvo el presidente Mauricio Macri, acompañado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, al inaugurar la estación de subte Julieta Lanteri, nueva cabecera de la Línea H en Recoleta.

Finalmente el Presidente se mostró complacido porque los vecinos eligieron para el nombre de la estación el de Julieta Lanteri, la primera mujer que pudo votar en la Argentina, y tras indicar que "fue en su época una vanguardista, reclamando por cosas que hoy cada vez son más reales, más posibles" afirmó que su gobierno planteó "una agenda de igualdad de género y de oportunidades? para la mujer".

"Esta obra expresa una forma de hacer política que arrancó en la Ciudad de Buenos Aires hace mucho tiempo", agregó el presidente y desbordado de alegría expresó: "Está tan linda que dan ganas de venirse a vivir acá".

"Las obras empiezan y terminan, no como en el pasado, que amagaban y se demoraban en el tiempo", dijo.

Macri remarcó que "las obras han servido para poner en marcha la generación de empleo" y que "100.000 familias lograron alcanzar la vivienda propia a partir de un crédito". Al día de hoy son 1.300.000 personas las que viajan en subte, mientras que cinco años atrás eran 900.000.

"Estamos convencidos de que nos espera un futuro mejor", añadió.

Macri destacó que la nueva estación Julieta Lanteri es un ejemplo del "plan de infraestructura más importante de nuestra historia" que lleva adelante el Gobierno.

La línea H cuenta con 12 estaciones que recorrerán 8,2 kilómetros en 23 minutos uniendo los barrios porteños de Parque Patricios y Recoleta; en ella funcionan 13 trenes de 6 vagones cada uno, todos con aire acondicionado.

Cuenta con luz natural, acceso para personas con movilidad reducida y se estima que facilitará la circulación de 50 mil pasajeros, como así también la de los 32 mil estudiantes que asisten a la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.