Jueves, 13 Diciembre, 2018


Norcorea amenaza cancelar histórica cumbre con EEUU — AP

EU promete ayudar económicamente a Norcorea si elimina su arsenal nuclear | La Crónica de Hoy Una montaña se desplazó 3 metros por una prueba nuclear norcoreana
Orlondo Matamoros | May 16, 2018, 06:30

Los ejercicios militares, conocidos bajo el nombre de "Maximum Thunder", consistieron en maniobras conjuntas de la fuerza aérea de ambos países y no fueron suspendidos, indicó la agencia de noticias estatal norcoreana, que calificó el ejercicio como una provocación.

La histórica reunión entre Trump y el líder norcoreano tiene fecha el 12 de junio en Singapur.

Corea del Norte suspendió abruptamente la reunión de alto nivel con Corea del Sur programadas para el miércoles 16 y amenazó con cancelar la cumbre planeada con EEUU, citando como motivo los ejercicios militares en curso entre Seúl y Washington.

"Este ejercicio que nos pone como objetivo y que es realizado en Corea del Sur, es una afrenta flagrante a la Declaración de Panmunjom y una provocación militar al desarrollo del diálogo en la península coreana", explicaron.

"Estados Unidos tendrá que sopesar cuidadosamente todo lo relacionado con la prevista cumbre con Corea del Norte, a tenor de estos provocadores ejercicios militares conjuntos con la participación de las autoridades de Corea del Sur", indicó el gobierno.

En los ejercicios militares, que comenzaron el pasado viernes y durarán dos semanas, participa un centenar de aviones, entre ellos ocho del tipo F-22, indetectable al radar, así como cazabombarderos F-15 y bombarderos estratégicos B-52.

"Seguimos avanzando" para la cumbre del 12 de junio, dijo Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado, quien añadió que Washington no recibió ninguna "notificación" de la advertencia. Además fue el primero del lado sur de la frontera, ya que los anteriores se habían llevado a cabo en la capital norcoreana. La cumbre busca solucionar -por vía pacífica- el conflicto por el programa nuclear que encabeza Yong-un.

Este lenguaje es un inesperado regreso al pasado por parte de Pyongyang, que siempre ha dicho que necesita armas nucleares para defenderse de la amenaza estadounidense. No obstante no está claro que el anunciado cierre sea más que un mero gesto: geólogos chinos señalaron a finales de abril que el terreno sobre el que levantaba la instalación había resultado dañado y quedado inutilizable por los ensayos nucleares subterráneos realizados por Pyongyang.