Lunes, 21 May, 2018


Antisistemas y ultraderecha, cerca de gobernar juntos — Italia

El líder del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi di Maio. EFE Archivo El líder del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi di Maio. EFE Archivo
Orlondo Matamoros | May 16, 2018, 16:06

El encuentro tuvo lugar en la sede de la Cámara de los Diputados, en Roma, y transcurrió "en un clima positivo" para "definir el programa y las prioridades de Gobierno", dice un comunicado conjunto de ambas formaciones.

Luigi Di Maio y Matteo Salvini, líderes de los partidos antisistema y ultraderechista en Italia, abordaron ayer en Roma la elaboración de un programa común de gobierno, bajo la mirada preocupada de los dirigentes de la Unión Europea reunidos para una conferencia en Florencia.

Una hipótesis que valoró como probable uno de los portavoces del líder del M5S Vincenzo Spadafora en una entrevista concedida esta semana a un programa de televisión.

Tanto di Maio como Salvini reconocieron que no han llegado a un acuerdo sobre el candidato a primer ministro y que por ello decidieron no hablar del tema con el presidente que, como prevé la Constitución, debe aprobar y designar al jefe del Ejecutivo.

Según los medios, ambos líderes habrían aceptado que una tercera figura se convierta en el primer ministro de un gobierno de alianza, mientras que Di Maio sería ministro de Asuntos Exteriores y Salvini del Interior.

Di Maio reconoció en una conexión en directo en la red social Facebook estar "orgulloso" de que el Cinco Estrellas haya mantenido "coherencia" al rechazar negociar con Forza Italia, partido de Berlusconi.

La Liga y el M5S intentan ahora compatibilizar sus programas electorales, que tienen algunos puntos en común, como la modificación de la ley de pensiones, la supresión de la reforma laboral aprobada durante el gobierno de Matteo Renzi, el aumento de los controles para gestionar a la inmigración ilegal o la reducción de las tasas impositivas.

"Estoy orgulloso de que llegamos aquí manteniendo nuestra coherencia y llevando adelante de forma lineal nuestra línea política. Este es un gran objetivo que hemos alcanzado", celebró, al tiempo que manifestó su "alegría y satisfacción" por que "finalmente se pueda empezar a ocupar de los problemas de Italia".

Tras dos meses de paralización política en Italia, el M5S y la Liga avanzan hacia la formación de un ejecutivo, después de que Berlusconi, líder de Forza Italia y socio coaligado de la formación ultraderechista, diera el miércoles 9 de mayo el beneplácito para que la Liga negociara con los "grillinos".

El M5S fue la fuerza más votada en solitario con el 32,7 % de los votos y la Liga obtuvo alrededor del 17 %, en una coalición formada también por Forza Italia y Hermanos de Italia que resultó vencedora con el 37 % de los sufragios. Los dos políticos habían manifestado en reiteradas ocasiones su predisposición a acordar un "contrato de Gobierno" pues tienen mayoría en el Parlamento: el M5S cuenta con 222 diputados y la Liga 125 de los 316 necesarios; en el Senado el M5S tiene 109 escaños y la LN 58 de los 158 que se requieren.