Lunes, 16 Julio, 2018


Siria asegura que los misiles de Trump no son bonitos ni precisos

Un chico de 11 años, en medio de la controversia por el supuesto ataque químico en Siria Testimonio de un niño sirio que participó en el montaje del ataque químico en Duma a cambio de comida
Orlondo Matamoros | Abril 17, 2018, 06:48

Estados Unidos, Francia y el Reino Unido atacaron el 14 de abril varios puntos de Siria, bajo el pretexto de un supuesto ataque químico en la localidad de Duma (Guta Oriental), -cuya investigación está aún pendiente- y que el Gobierno y el Ejército sirios niegan rotundamente haber realizado.

"A decir verdad, actuamos de acuerdo a nuestros intereses nacionales", dice el texto que está en disposición de Sputnik.

Lo que sucede en Siria es sin duda un problema global, ya que, si bien comenzó con un conflicto interno, la intervención internacional agravó el problema, a tal grado que hoy es el país más peligroso del mundo.

Jeremy Corbyn, líder del opositor Partido Laborista, cuestionó la legalidad del operativo militar y acusó a May de obedecer al presidente de Estados Unidos, asegurando que el gobierno británico sólo debe obedecer la voluntad del parlamento.

Esto implicó "ataques de precisión contra objetivos relacionados con las capacidades de armas químicas del dictador sirio", según declaró Donald Trump, presidente de E.E.U.U.

Incluso desde el Pentágono reconocieron que el lanzamiento de 105 misiles a tres centros presuntamente vinculados al programa de armas químicas de Al Asad, "cercena" la posibilidad de nuevos ataques ilegales por parte del "régimen", pero no garantiza que se puedan volver a producir.

Por otro lado, estiman que el bombardeo no tendría repercusiones militares.