Martes, 18 Diciembre, 2018


Periodistas ecuatorianos secuestrados fueron asesinados

Ecuador el presidente Lenin Moreno da un ultimátum a los disidentes de las FARC que secuestraron a un equipo de prensa del diario El Comercio Organización periodística entrega a gobierno colombiano fotos de supuestos cuerpos de periodistas ecuatorianos
Frascuelo Febo | Abril 16, 2018, 01:00

Luego del homicidio de los dos periodistas y un conductor ecuatorianos a manos de un grupo disidente de las FARC, la Asociación Internacional de Prensa (SIP) alzo la voz para repudiar el asesinato y manifestar que indagará la realidad en la zona fronteriza entre Ecuador y Colombia.

Poco después de que el presidente Lenín Moreno informara sobre los fallecimientos de estos miembros del equipo del diario El Comercio, que inicialmente fueron secuestrados en la frontera con Colombia, las críticas internacionales no se hicieron esperar.

La visita deLenín Moreno a Lima con motivo de la Cumbre de las Américas duró apenas unas horas.

Este jueves el canal colombiano RCN entregó a las autoridades ecuatorianas fotografías de los que serían los cuerpos ajusticiados de los rehenes. "No sabemos los detalles de dónde se realizó este crimen tan atroz", añadió. "Más allá de los esfuerzos realizados, se ha confirmado que estos criminales parecería que nunca tuvieron la voluntad de entregarlos sanos y salvos", dijo. Asimismo, se ha incluido al narcoterrorista de alias "Huacho" en la lista de los más buscados del Ecuador y se ofrecerá una recompensa de US$ 100,000 en Ecuador y Colombia por información que conduzca a su captura.

BUENOS AIRES, 13 abr (Xinhua) - El gobierno argentino condenó hoy viernes el asesinato de periodistas ecuatorianos secuestrados el pasado 26 de marzo en la frontera norte con Colombia.

Y declararon como culpables de "esta penosa situación" a los presidentes Juan Manuel Santos y Lenín Moreno, a los fiscales Nestor Martinez y Carlos Baca Mancheno y a los comandantes de fuerzas militares Luis Carlos Villegas y Patricio Zambrano Restrepo. Identificó a los agresores como "bandas narco-paramilitares" dedicadas al negocio del narcotráfico "y no a la lucha revolucionaria, así algunos de sus integrantes hayan pertenecido en el pasado a las FARC".

Describió a Javier, su colega fallecido, como "un chico encantador, alegre, muy inteligente y dispuesto a todo, toda la redacción está muy afectada". "El mejor homenaje con los periodistas que perdieron la vida es continuar con el trabajo de ellos en la frontera", enfatizó la organización.

Además, hacen un llamado para la intervención inmediata de las autoridades competentes para que investiguen de forma expedita los acontecimientos y alientan a las instituciones colombianas y ecuatorianas a continuar fortaleciendo los mecanismos de cooperación transfronteriza, en el marco del respeto a la declaración Universal de los derechos humanos.