Lunes, 25 Junio, 2018


Clase política de EE.UU. reacciona al ataque a Siria

Miles de manifestantes sirios condenan agresión Defensa antiaérea derriba misiles en Homs
Orlondo Matamoros | Abril 16, 2018, 15:46

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, advirtió hoy que el reciente ataque con misiles de las potencias occidentales contra Siria socava la posibilidad de una solución al conflicto en ese país y si tales acciones vuelven a producrse causarán inevitablemente el "caos" en las relaciones internacionales.

Sin embargo, el director del Estado Mayor Conjunto de EUA, el teniente general Kenneth McKenzie, también presente en la rueda de prensa, quiso recalcar que aún pueden existir "partes residuales" del programa químico del "régimen" de Al Asad, por lo que no se puede garantizar que no se produzcan nuevos ataques ilegales en el futuro.

Cuestionado sobre si Moscú había sido advertida de la ofensiva, tal y como resulta habitual en las operaciones contra el Estado Islámico en la región, donde ambas potencias combaten por separado a los yihadistas, McKenzie subrayó que esta política no implica que Rusia y Estados Unidos colaboren en Siria.

Según un comunicado difundido por el Kremlin, los dos líderes condenaron los ataques lanzados por Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra el gobierno sirio y coincidieron en que estos bombardeos dañaron las chances de que se avance en una negociación de paz para terminar con la guerra que ya lleva más de siete año, destruyó algunas de las principales ciudades, dejó un número desconocido de muertos y a más de la mitad de la población desplazada o refugiada.

Con este mensaje el presidente quiso calmar los comentarios que surgieron después de que ordenara el lanzamiento de 105 misiles contra diversas plazas que presuntamente servían para el desarrollo y almacenaje de armas químicas por parte de Bashar al Assad.

La Casa Blanca rechazó los comentarios de Macron sobre las intenciones de Trump para las fuerzas estadounidenses.

De acuerdo con Trump, las operaciones militares fueron "un ataque perfectamente ejecutado". Aunque no se han presentado pruebas, los países occidentales culpan al Ejército sirio del empleo de este armamento.

Un equipo de especialistas arribó a la capital siria horas después de los ataques para indagar lo ocurrido el pasado 7 de abril en Duma. "Habiendo visitado el sitio del supuesto ataque químico, los expertos militares rusos no encontraron rastros de cloro ni ningún otro agente tóxico".