Jueves, 15 Noviembre, 2018


Al-Assad denuncia "una campaña de mentiras"

Un chico de 11 años, en medio de la controversia por el supuesto ataque químico en Siria Testimonio de un niño sirio que participó en el montaje del ataque químico en Duma a cambio de comida
Orlondo Matamoros | Abril 16, 2018, 15:52

El presidente de Siria, Assad, denunció hoy "la campaña de falacias y mentiras" contra su país por parte de EE.UU. y sus aliados ante el Consejo de Seguridad de la ONU, después de la ofensiva lanzada ayer por Washington, Londres y París contra su país.

El presunto ataque con gas venenoso la semana pasada en la ciudad de Duma que provocó la muerte de más de 40 personas, de acuerdo con activistas de la oposición y rescatistas, fue el detonante de los ataques por parte de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña. "La incursión siria se llevó a cabo tan perfectamente, con tanta precisión, que la única forma en que los 'medios de comunicación falsos' pudieron degradarla fue mediante mi uso del término 'misión cumplida'", indicó Trump en Twitter.

Para el mandatario sirio, esto prueba que Rusia y Siria "no sólo libran una batalla contra el terrorismo sino también para proteger la ley internacional basada en el respeto a la soberanía de los Estados soberanos y la voluntad de sus pueblos".

El director del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el teniente general Kenneth McKenzie, incluso reconoció este sábado, durante una rueda de prensa en el Pentágono, que aún pueden existir "partes residuales" del programa químico del "régimen" de Al Assad y que "obviamente la infraestructura química" siria supera las tres instalaciones destruidas.

La reunión fue confirmada por el diputado Dmitri Sablin, miembro de la delegación parlamentaria rusa, que además precisó que Al-Assad dijo que Siria repelió "la agresión estadounidense con cohetes fabricados en los años 70".

"Deberíamos unir nuestros esfuerzos para promover un proceso político en Siria que permita una salida a la crisis", aseguró el canciller francés Jean-Yves Le Drian en una entrevista publicada en el periódico Journal du Dimanche. Sin embargo, Moscú, Teherán y Damasco atribuyeron la versión a los Cascos Blancos y ONGs cercanas a yihadistas que si cuentan con armas químicas en Jan Sheijun enviadas a Irak.

Para aumentar la presión sobre Asad, la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley señaló que las nuevas sanciones estarían dirigidas para enviar un mensaje a Rusia, que según la embajadora ha bloqueado seis intentos del Consejo de Seguridad de la ONU para facilitar una investigación sobre el uso de armas químicas.

Cuando se le preguntó si Rusia estaba preparada para trabajar con propuestas de los países occidentales en Naciones Unidas, Ryabkov dijo a la agencia de noticias TASS que por ahora la situación era "extremadamente tensa" y que se trabajaría "con calma y de forma metódica" para superar las tensiones. El presidente francés Emmanuel Macron habló con su colega ruso Vladimir Putin el viernes, horas antes de los bombardeos.