Lula no tendrá privilegios en visitas dentro de la cárcel, decide juez
Jueves, 16 Agosto, 2018


Lula no tendrá privilegios en visitas dentro de la cárcel, decide juez

Partidarios de Lula da Silva se manifiestan en Porto Alegre Partidarios de Lula da Silva se manifiestan en Porto Alegre
Orlondo Matamoros | Abril 15, 2018, 19:06

Lula puede presentar todavía recursos contra su condena en dos instancias más.

"Llévatelo y no lo traigas más" y "Arroja esa basura por la ventana" fueron algunas de las frases escuchadas por los controladores aéreos cuando conversaban con los pilotos del avión que transportó al exmandatario desde Sao Paulo, en donde se entregó a la Policía, hasta Curitiba, en donde comenzó a cumplir la pena de 12 años de prisión a la que fue condenado por corrupción.

Para Abdala, esa fue la "primera fase" del "golpe de Estado", que ahora pasó a una etapa de "violencia jurídica", en la que el ex mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue "condenado por presunción" y "sin pruebas ni delito". "Yo dudo que le Moro, dudo que Dallagnol, dudo que los que dijeron todas esas mentiras contra mí, estén en la noche con la conciencia tranquila que yo acostumbro y durmiendo con el sueño que yo duermo", dijo Lula da Silva, expresidente de Brasil.

Este reglamento también impedirá que en los próximos días Lula pueda ser visitado por su amigo, el ex presidente uruguayo, José Mujica, o el premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel. Según Folha, sus abogados analizan la posibilidad de solicitar que sea trasladado a una unidad del Ejército, donde podría recibir otro régimen de detención.

Simpatizantes de Lula y del Partido de los Trabajadores (PT) permanecen acampados en las inmediaciones de esa comisaría en Curitiba desde el pasado 7 de abril, cuando Lula llegó a la ciudad; la sede está acordonada por un perímetro de seguridad en el que participan varios agentes de la propia Policía Federal.

Tras casi 48 horas acuartelado en el sindicato en el que inició su carrera política y 26 horas desde que concluyó el plazo que le había dado la Justicia para presentarse, el antiguo líder sindical se entregó a la Policía en la noche del sábado.

Según el abogado de Lula, el ex presidente tiene una televisión y está leyendo el libro "La Elite del Atraso: de la esclavitud a Lava Jato" del sociólogo Jessé Souza, una lectura incluso novedosa para la izquierda sobre la formación de las clases sociales y en Brasil.