Domingo, 15 Julio, 2018


Los cancilleres de América acuerdan en Lima una declaración contra la corrupción

Los cancilleres de América acuerdan en Lima una declaración contra la corrupción Los cancilleres de América acuerdan en Lima una declaración contra la corrupción
Eloisa Felix | Abril 14, 2018, 06:43

Luego, el presidente de Perú, Martín Vizcarra, ofreció una cena en el Palacio de Gobierno, en honor de los más de 30 Jefes de Estado y de Gobierno de la Región que participarán de la cumbre.

El presidente Mauricio Macri llegará este viernes a Lima para participar de la VIII Cumbre de las Américas.

Acompañado por Juliana Awada, el presidente arribó ala aeropuerto Jorge Chávez de la ciudad de Lima, cerca de las 19.10, fue recibido por una comitiva local y sin emitir palabra alguna, se retiró para cumplir con la agenda oficial.

Asimismo, Macri volverá a la carga para intentar que Estados Unidos abra la importación de productos argentinos como el biodiesel, la carne vacuna y ovina patagónica y los cítricos dulces.

La VIII Cumbre de las Américas, que reunirá en Lima a la mayor parte de los gobernantes del continente, comenzará oficialmente a última hora de mañana viernes, aunque será el sábado cuando los mandatarios se reúnan en plenario para debatir y consensuar posturas. Donald Trump canceló su participación esta semana del que sería su primer viaje a la región y tampoco estará el venezolano Nicolás Maduro, que fue desinvitado.

Entre ellos, formarán parte los presidentes Michel Temer (Brasil), Tabaré Vázquez (Uruguay), Horacio Cartes (Paraguay), Lenín Moreno (Ecuador), Enrique Peña Nieto (México), Evo Morales (Bolivia) y Raúl Castro (Cuba), según se indicó en un comunicado del gobierno argentino.

El funcionario galo se encuentra en el país con motivo del Foro Académico Permanente de la Unión Europea y América Latina y el Caribe, que producirá un informe para la reunión de Jefes de Estado del G20 que se llevará a cabo en septiembre en Argentina. Está previsto que Macri regrese ese mismo sábado al país.

Concretamente, según se consigna en la web de la representación permanente de Perú ante la OEA, se propuso "el tratamiento de los efectos de la corrupción en la institucionalidad democrática, la gobernabilidad y los objetivos de desarrollo sostenible adoptados por la comunidad internacional en la Agenda 2030, a la luz del andamiaje normativo internacional existente".