Jueves, 20 Setiembre, 2018


El único preso argentino en Venezuela se escapó a Colombia

Argentino preso político en Venezuela logró escapar con su familia Argentino preso político en Venezuela logró escapar con su familia
Orlondo Matamoros | Marcha 18, 2018, 21:53

Crovato tiene 50 años, es abogado, padece una grave enfermedad y se encontraba bajo arresto domiciliario desde el 2014 por participar en una organización de derechos humanos que denunció violaciones por parte del régimen de maduro.

El abogado, quien posee la doble nacionalidad, fue uno de los primeros en sufrir la figura del "patriota cooperante", una especie de testigo protegido, militante revolucionario, que no existe en ninguna ley pero que los jueces chavistas han usado como "prueba madre" en sus acusaciones.

"¡Fuerza Marcelo Crovato! ¡Una gran alegría que junto a tu familia puedas respirar aires de libertad!", comentó la diputada argentina Cornelia Schmidt.

Primero fue alojado en un calabozo de la Brigada de Acciones Especiales (BAE) en San Agustín del Sur, y después en la Cárcel de Yare III, con delincuentes comunes acusados por homicidio, secuestro, extorsión o estafa.

Crovato, quien incluso intentó ahorcarse en una cárcel venezolana cuando le ratificaron su detención, salió de Venezuela el sábado junto con su esposa y sus hijos y cruzó la frontera con Colombia, desde donde planeaba trasladarse a Argentina. Mi promesa esta viva, Scout por un día y para siempre como me enseñaste.

El abogado Marcelo Crovato fue detenido en abril de 2014 luego de asistir a un vecino de Chacao, cuyo apartamento estaba siendo allanado por efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para el momento.

Un mes atrás, legisladores del interbloque Cambiemos hicieron un pedido humanitario al gobierno de Nicolás Maduro para que se le conceda la libertad y pueda viajar a Argentina, pero nunca hubo una respuesta oficial.

En rigor, Crovato lideraba una ONG que se llama Foro Penal Venezolano y desde allí denunció las atrocidades del régimen bolivariano. En los últimos tiempos la salud de Crovato había desmejorado, por lo que el gobierno argentino hizo reiterados pedidos por su libertad sin ser escuchados.