Miércoles, 18 Julio, 2018


Rusia abrió causa penal por ex espía envenenado en Reino Unido

La primera ministra británica Theresa May La primera ministra británica Theresa May Credito Web
Orlondo Matamoros | Marcha 17, 2018, 14:50

Yulia Skripal y su padre, exagente de los servicios de inteligencia militar rusa (GRU) que después se pasó a los servicios secretos británicos y tenía nacionalidad británica, fueron hallados inconscientes el pasado día 4 en la ciudad de Salisbury, en el sur de Inglaterra, y desde entonces están hospitalizados en estado crítico.

De acuerdo con el mismo, Reino Unido informó de forma detallada a sus aliados de que era muy probable que Rusia fuera responsable del ataque, algo que fue respaldado el miércoles por la administración Trump, así como la decisión de Londres de expulsar 23 diplomáticos rusos.

Además, May suspendió los contactos bilaterales de alto nivel, incluyendo una visita prevista del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y toda representación diplomática británica en el Mundial de Fútbol Rusia 2018.

Según Peskov, la última palabra sobre le dureza de la respuesta está en manos de Putin, en plena campaña electoral.

Agregó que el propósito de Rusia es primero que nada "aclarar todas las circunstancias relacionadas con esta provocación (el envenenamiento de Skripal y su hija)".

"Tarde o temprano Gran Bretaña tendrá que dar pruebas concluyentes (...) De momento no las hemos visto", dijo Peskov el viernes.

Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania pidieron ayer a Rusia ofrecer una explicación del ataque con un arma química contra un exespía ruso y su hija en territorio británico, advirtiendo que su negativa evidenciará más su responsabilidad.

El primero en condenar el hecho fue Estados Unidos calificándolo como "ataque temerario, indiscriminado e irresponsable".

Rusia clama su inocencia y desmiente categóricamente la existencia del programa de armas químicas "Novichok", el agente neurotóxico que las autoridades británicas identificaron en este caso de envenenamiento.

Rusia también anunció que prepara "medidas de represalia" contra Washington a raíz de nuevas sanciones estadounidenses en respuesta a la presunta injerencia de Moscú en la elección presidencial estadounidense de 2016 y a varios ciberataques. "Pero hay electores para quienes el eslogan 'Muerte a los traidores' tienen sentido", asegura el analista ruso Alexandre Baunov, del centro Carnegie en Moscú.

Putin mantiene "un silencio misterioso (sobre el caso) que le permite ganar puntos en su electorado de inspiración estalinista" que podría pensar en votar por su adversario comunista en las presidenciales, explica.