Lunes, 19 Noviembre, 2018


Trump planea ofrecer ciudadanía a 1,8 millones de inmigrantes indocumentados

Trump planea ofrecer ciudadanía a 1,8 millones de inmigrantes indocumentados Trump planea ofrecer ciudadanía a 1,8 millones de inmigrantes indocumentados
Orlondo Matamoros | Enero 27, 2018, 23:46

A cambio, Trump quiere que el Congreso apruebe 30.000 millones de dólares en seguridad fronteriza, incluidos 25.000 millones para construir un muro en la frontera con México, según declaró a los periodistas en la Casa Blanca.

El mandatario, además, pide al Congreso que acabe con el actual sistema de reagrupación familiar, conocido por sus detractores como "migración en cadena" y que permite a ciudadanos estadounidenses pedir la tarjeta de residente permanente ("green card") para sus familiares en el extranjero.

En lo que el funcionario de la Casa Blanca calificó como una "concesión dramática", Trump aceptaría un camino hacia la ciudadanía no solo para aquellos originalmente elegibles para DACA, sino para una población más amplia, sumando hasta 1,8 millones de personas, dijo el funcionario.

Es importante comenzar explicando las cifras: actualmente existen 690.000 soñadores beneficiados por la Condición de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en inglés), el programa aprobado en junio de 2012 por el expresidente demócrata Barack Obama, y suspendido por Trump el pasado 5 de septiembre.

Donald Trump afirmó que está abierto a la posibilidad de naturalizar a los inmigrantes que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños.

En tanto, el legislador demócrata Luis Gutiérrez, un activo defensor de los inmigrantes en el Congreso, apuntó en la red Twitter que los 25.000 millones de dólares eran el pago de un "rescate".

El aparente acuerdo sobre el particular sobreviene apenas después de que el presidente estadounidense y los Republicanos parecieran haberse anotado una victoria en el teatro legislativo, en lo que a DACA respecta. Sus comentarios se produjeron cuando la Casa Blanca dijo que revelaría un plan legislativo sobre inmigración el lunes.

El nuevo marco del presidente fue delineado por la Casa Blanca el jueves en medio de anticipación en Capitol Hill, mientras los defensores de la inmigración se preparaban para demandas del presidente "potencialmente radicales" a cambio de apoyo para los llamados Dreamers.

Pero el arreglo Schumer-McConnell está sujetado con alfileres, no sólo porque el veterano senador republicano ha incumplido promesas previas, sino porque el arreglo no implica la garantía de que habrá una iniciativa similar en la Cámara de Representantes, ni que el desenlace será aceptado por el presidente Donald Trump.

En tanto, Frank Sharry, del grupo Americas Voice, resumió así la propuesta: "Eliminar la inmigración ilegal".

El presidente Trump ha dicho que apoyaría una legislación que proporcionaría la ciudadanía a lo largo del tiempo.

Por su parte, la congresista demócrata Lujan Grisham, presidenta del Caucus Hispano del Congreso, señaló que 'no podemos permitir que las vidas de jóvenes que se comportaron bien sean utilizadas como moneda de cambio para políticas antiinmigratorias radicales'.