Jueves, 26 Abril, 2018


Sainz gana y le mete presión a Peterhansel

Al-Attiyah admitió que solo puede ganar el Dakar si fallan los Peugeot Al-Attiyah en su Toyota Reuter
Frascuelo Febo | Enero 14, 2018, 10:02

Los médicos han determinado en una primera evaluación que Roma no se encuentra en las condiciones óptimas para continuar la carrera y será sometidos a más exámenes en la capital peruana, a unas cuatro horas de carretera del lugar donde se accidentó.

Stéphane Peterhansel conquistó la quinta etapa del Rally Dakar con un tiempo de 2 horas, 51 minutos y 19 segundos, con lo que aumentó su ventaja en la general a 31 minutos y 16 segundos sobre Carlos Sainz.

En motos se impuso el piloto Atonine Meo de KTM, pero la novedad fue que el piloto argentino Kevin Benavides pasó a liderar la general en un hecho histórico, aventajando al experimentado Van Beveren y en tercer lugar Matías Walkner.

La categoría de los pesos pesados sigue siendo dominada por los rusos del equipo Kamaz Master, liderados por el piloto Eduard Nikolaev, con un tiempo de 3:37:12 horas sobre sus compatriotas y coequiperos Dmitry Sotnikov y Airat Mardeev. Pero al término de la primera especial, de 53 kilómetros, tiraron la toalla por los dolores de Elena, según su equipo. El piloto castellonense lamentó el retiro de Sunderland, pues quería batirlo en competición a pesar de que le aventajaba en más de 22 minutos, y apuntó que si hace una buena quinta etapa, saldrá del desierto de Perú con opciones de ganar el Dakar.

"Estoy muy contento de cómo hemos conseguido terminar con las etapas de desierto en Perú y ahora toca cambiar el chip", comentó Farrés, tercero en el último Dakar.

La etapa que comprendió un total de 760 kilómetros (313 de velocidad y 447 de enlace), tuvo características muy diferentes a las que se habían presentado en los días previos en la arena peruana, ya que las máquinas debieron atravesar caminos montañosos bajo un intenso frío, con nevadas y pisos muy resbaladizos, y hasta con caído de granizo en la llegada a La Paz.

En tanto, el cordobés Federico Villagra (Iveco) ganó la tercera etapa en camiones y se acerca a la punta. El abandono del británico también le viene de perlas al español Joan Barreda (Honda), que pudo recuperar parte del tiempo perdido en la jornada previa, aunque admitió que su muñeca, resentida de una lesión, le sigue dando problemas y no le permite pilotar al cien por cien de sus capacidades.

"Las dunas fueron difíciles de superar".

"Fue un día muy largo, con arena blanda, muy complicado, por dicha logramos salir de ahí. El día no fue 100 por ciento positivo porque Sébastien y Daniel abandonaron la competencia". "Llegar primero pese a abrir pista es para mí una auténtica pasada".