Martes, 20 Noviembre, 2018


Atacan 5 iglesias antes de visita papal

Orlondo Matamoros | Enero 14, 2018, 12:25

En las primeras horas de la mañana llegó al lugar el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, quien condenó el uso de la violencia para manifestarse, mientras el gobierno anunció luego que se llevará a la justicia a los responsables de los ataques. Para la presidenta, Michelle Bachelet, estos ataques son "muy extraños, porque no es algo que uno pueda identificar como un grupo específico, se llama algo así como cuerpos libres". La madrugada del viernes, tres artefactos explotaron en templos católicos de los municipios de Recoleta, Peñalolén y Estación Central, y otro fue hallado en el frontis de una iglesia capitalina.

Los autores dejaron pancartas con consignas políticas contra la presencia del sumo pontífice, quien visitará la ciudad de Santiago, Temuco e Iquique entre el 15 y 18 de enero. La información vino a traer tranquilidad tras los ataques incendiarios que ayer afectaron a varias iglesias en la región metropolitana de Chile.

Pese a que los daños materiales fueron menores, lo que ha causado mayor alarma entre los seguidores del líder católico es el mensaje de amenaza que se lee entre los notas tiradas en el suelo: "Papa Francisco, las próximas bombas serán en tu sotana".

En la parroquia aparecieron panfletos que señalaban: "Libertad a todos los presos políticos del mundo, Wallmapu (territorio mapuche) libre, Autonomía y resistencia". Fernando Ibáñez, un sacerdote que vive en la parroquia, dijo a radio Cooperativa que un par de horas antes unos jóvenes pasaron frente a la iglesia lanzando improperios, pero no pensó que ocurriría un ataque de este tipo. El cuarto, fue impedido por la policía.

El más reciente fue el estallido de un artefacto explosivo colocado en la puerta principal de la capilla "Emanuel" en la comuna de Recoleta, acción que provocó diversos daños estructurales y vidrios quebrados, además de la preocupación del párroco del recinto.

En el santuario Cristo Pobre, situado cerca de la estación Quinta Normal, del tren subterráneo santiaguino, la policía neutralizó un bidón aparentemente cargado de combustible que unos desconocidos dejaron en la entrada, en un operativo que incluyó el desvío del tráfico de vehículos y peatones por el lugar.

Los causantes aprovecharon la oportunidad y escribieron: "Por el papa 10 mil millones y los pobres nos morimos en las poblaciones".