Miércoles, 24 Enero, 2018


Un changarín salvó a una niña de ahogarse en el río

Hombre se arrojó desde un puente para salvar a menor que cayó al río Héroe nuestro: el pedido del changarín que salvó a la nena en Concepción
Alejandro Castrejon | Enero 13, 2018, 22:17

Volvía de trabajar con su bordeadora por el puente que está sobre el río Gastona, en Concepción, a 68 kilómetros de San Miguel de Tucumán, y escucho los gritos agudos y desesperados de un grupo de nenas. Pensé que era una persona que se quería suicidar. Miró hacia el agua y vio una remera rosa.

Walter trabaja por su cuenta cortando pastos con una máquina desmalezadora, que lanzó sobre el puente al advertir los pedidos de auxilio. "Si no llegaba tal vez la corriente se la llevaba", contó este hombre de 30 años que hace changas para sobrevivir y que se arrojó desde 12 metros -como si fuese saltar desde un cuarto piso- al agua el jueves a la mañana, alrededor de las 9.30. "De golpe lo veo a Walter saliendo del agua cargando a la nena, estaba asustada todavía", relata Danzo. "Era una criatura, maestro", respondió sin dudar el Chaqueño.

Cuando me bajo y voy a ver, se acercan dos nenas de 11 y 9 años y me dicen que su hermanita de 7 se había caído porque no vieron que en la pasarela del puente faltaba una baldosa.

Su gesto impresionó a Natalio, quien se propuso divulgar su acto de valentía a través de las redes sociales. Luego de rescatarla, con alguna lastimadura, Natalio y Walter intentaron llevarla al hospital, pero las hermanas se negaron y prefirieron volver a su casa con su madre. "Le expliqué lo que había hecho yo con su foto, de subirla a Facebook y cuando se vio ahí se largó a llorar", contó Danzo.Había tragado aguaEste mediodía, con su nuevo celular, Monzón dialogó con La Nación y se mostró sorprendido por la repercusión de su acto.

Hombre se arrojó desde un puente para salvar a menor que cayó al río

Según se pudo saber la pequeña de 7 años cayó por una parte rota del puente y fue entonces cuando Walter, que venía de hacer una changa se arrojó, sin dudarlo ni un segundo, al rescate.

"Dios me puso ahí para que ayudara a la niña", relata Monzón con alegría. Pero no me puedo operar, vale como dos mil pesos una resonancia.

Inmediatamente todos se conmovieron al enterarse de que Walter no tiene un empleo fijo y tampoco celular, por lo que comenzaron a llegarle ofertas de trabajo y una familia de Tucumán le regaló un teléfono para que se mantenga comunicado. Un hombre que pasaba por el lugar vio la situación pensando que se trataba de un suicidio, pero al llegar al río vio al desconocido sacando a la niña del agua.