Lunes, 22 Enero, 2018


Puigdemont le exigió a Rajoy que negocie con Cataluña

Mariano Rajoy el presidente del Gobierno español Paul White Rajoy firma con los agentes sociales una subida progresiva del salario mínimo
Orlondo Matamoros | Enero 13, 2018, 01:29

El ex presidente del gobierno catalán Carles Puigdemont, autoexiliado en Bélgica, exigió ayer al jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, que "comience a negociar políticamente con el gobierno legítimo de Cataluña".

Sin embargo, Rajoy descartó esa posibilidad y, según informó el exportavoz del Gobierno catalán Jordi Turrull, hasta el momento no se produjo ningún contacto entre Madrid y la plana mayor del independentismo.

El recurso irá dirigido contra la aplicación por parte del gobierno de Mariano Rajoy del artículo 155 de la Constitución española, que permite a Madrid tomar "las medidas necesarias" para obligar a una región a cumplir sus obligaciones.

Por otro lado, aconsejó al nuevo gobierno catalán "no poner a prueba al Estado".

Subrayó que los independentistas no pueden alegar el "apoyo mayoritario de los catalanes para mantenerse en esa deriva que ha resultado tan perniciosa". "Confío en que en Cataluña se abra a partir de ahora una etapa basada en el diálogo y no en el enfrentamiento, en la pluralidad y no en la unilateralidad", afirmó, de acuerdo con el diario local La Vanguardia.

Rajoy ofreció un diálogo constructivo, abierto y realista siempre que sea dentro de la ley para resolver los problemas de los catalanes y conseguir la vuelta a la senda de la recuperación económica.

Rajoy dijo el viernes que planea convocar al nuevo Parlamento catalán el 17 de enero.

Además, añadió, "lo normal es que en un plazo de 10 días se celebre la sesión de investidura".

"Vamos a pelear para que no sean presidentes ni del Parlamento ni del Gobierno personas imputadas por delitos tan graves", ha recalcado Rivera en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, donde ha señalado también que su formación tratará de obtener la mayoría en la Mesa del Parlamento autonómico.

Alertó que "Europa tampoco concederá ningún tipo de reconocimiento o legitimidad a quien lo pretenda".

La "inestabilidad que genera todavía la situación política catalana" es "la única sombra que se cierne sobre nuestra economía", comentó el mandatario. Ese movimiento parece trabajar con la estrategia de dejar que el bloque independentistas intente salir de su incómoda situación y determine si efectivamente puede formar gobierno.

Recalcó que 2017 el país cerrará con un crecimiento de su Producto Interno Bruto (PIB) de 3.1 por ciento, por lo que es el cuarto año que es el país de la Unión Europea (UE) que más crece.