Lunes, 22 Octubre, 2018


Realizan redadas en 7-Eleven

Orlondo Matamoros | Enero 12, 2018, 20:15

Las fuerzas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de EU llevaron a cabo la madrugada de ayer la que es considerada la mayor redada de la era Trump para detener a trabajadores inmigrantes indocumentados.

La acción parece abrir un nuevo frente en la expansión de la aplicación de las leyes de inmigración durante el gobierno de Trump, que ya ha llevado a un incremento de 40% en los arrestos para deportación.

Siete agentes de inmigración llenaron una tienda 7-Eleven antes del amanecer del miércoles, esperaron a que la gente pagara sus compras y dijeron a los clientes que llegaron y a un repartidor que llevaba cerveza que esperasen fuera.

7-Eleven, en un comunicado, trató de distanciarse de las prácticas de contratación de los propietarios de tiendas.

"El gobierno federal va a seguir trabajando todo el tiempo y seguirán haciéndolo ahora que tienen más agentes", dijo Julie Contreras, presidente de LULAC en el condado de Lake, quien comentó que la organización que dirigue sigue con sus campañas educativas como 'No te dejes', en la que dan talleres a los inmigrantes sobre qué hacer en caso de una detención.

"Eso es para lo que nos preparamos este año, y lo que vas a ver más y más son este tipo de operaciones a gran escala, para empezar", dijo Benner, jefe interino de unidad de Investigaciones de Seguridad del ICE, que supervisa las causas contra empresas.

Conforme a The Washington Post, entrevistaron a los trabajadores y gerentes a las 6:00 horas locales, para lo cual cerraron temporalmente las tiendas 7-Eleven en Washington, DC y en 17 estados: California, Colorado, Delaware, Florida, Illinois, Indiana, Maryland, Michigan, Missouri, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Oregón, Pennsylvania, Texas y Washington.

La compañía 7-Eleven reaccionó en un comunicado y aseguró que cada franquicia corre a cargo de responsables independientes al consorcio, por lo que no puede responder al 100 por ciento por las acciones de los contratistas. Dijo que habría más auditorías e investigaciones de empleo, aunque no hay un objetivo numérico específico.

"No se limitará a grandes empresas ni a ninguna industria en particular, grande o pequeña", dijo.

En la tienda del barrio coreano de Los Ángeles, resultó que el administrador de la tienda estaba en Bangladesh, mientras que el dueño, contactado por teléfono, le dijo al cajero que aceptara los documentos que le entregaran los agentes.

La compañía agregó que "toma en serio el cumplimiento de las leyes de inmigración y ha rescindido los acuerdos de franquicia de los franquiciados condenados por violar estas leyes".

Los agentes se enfocaron en unas cien tiendas 7-Eleven a nivel nacional, según un reporte de Associated Press, y ampliaron la investigación, que inició con un caso contra la franquicia en Long Island, Nueva York.