Miércoles, 24 Enero, 2018


Merkel recomienda iniciar diálogos para formar "un Gobierno estable"

Merkel recomienda iniciar diálogos para formar Merkel recomienda iniciar diálogos para formar "un Gobierno estable"
Orlondo Matamoros | Enero 12, 2018, 21:43

El bloque conservador liderado por la canciller Angela Merkel y el Partido Socialdemócrata (SPD) de Martin Schulz acordaron este viernes entablar negociaciones formales para una futura gran coalición que pondría fin a la mayor crisis de gobierno que ha enfrentado Alemania, informaron fuentes de las delegaciones que concluyeron esta madrugada cinco días de febriles reuniones.

Alemania lleva más de tres meses y medio ya esperando la formación de Gobierno, desde las elecciones generales del 24 de septiembre, aunque la anómala situación política, que ha dañado la credibilidad tanto de Merkel como de Schulz, no ha hecho mella por el momento en su fortaleza económica sí ha dañado, según datos oficiales.

"Aún existen grandes obstáculos en el camino que deben ser removidos", dijo Merkel previo a una cumbre que se anticipaba difícil, pese a lo cual se mostró decidida a "encontrar soluciones". La canciller se dijo dispuesta a hallar compromisos constructivos entre su campo democristiano (CDU y CSU) y los socialdemócratas del SPD. Agregó que quiere sin embargo gobernar de forma adecuada, al tiempo que el SPD reclama más gasto público del que aceptan los conservadores.

En la imagen, la canciller en funciones, Angela Merkel; el líder de la Unión Socialcristiana de Baviera, Horst Seehofer, y el líder del Partido Socialdemócrata, Martin Schulz (D), en Berlín el 12 de enero de 2018.

Según un sondeo de esta semana de la revista Der Spiegel, los ultraderechistas de AfD tienen el 14,5% de la intención de voto, un mejor resultado que el que obtuvieron en las elecciones legislativas de septiembre, cuando alcanzaron el 12,6%.

Los derechistas, en particular la CSU que ha comenzado su campaña para las elecciones regionales de finales de año, exigía un endurecimiento de la política migratoria y una reducción limitada de impuestos para todos.

En el texto se subraya que el principio rector de la UE debe ser la solidaridad entre los estados miembros. lo que también es válido para el presupuesto comunitario: "Estamos dispuestos a subir la aportación de Alemania al presupuesto", señalan los tres partidos.

El SPD defendía por su parte una flexibilización de la reagrupación familiar para los refugiados, inversiones en educación y en infraestructuras y un mayor apoyo a las clases medias y desfavorecidas.

Los posibles socios avanzaron sin embargo en determinados asuntos, como una ley sobre la inmigración cualificada, una cuestión clave para afrontar el envejecimiento de la población en la primera economía europea.

La popularidad de Merkel sí se ha resentido y un 56 % de los ciudadanos cree ahora que, incluso si llega a formar gobierno, no terminará la legislatura, sino que delegará en un sucesor, según una encuesta publicada hoy por el diario económico "Handelsblatt".

Pero los socialdemócratas esperarán probablemente hasta el viernes para comunicar si recomiendan o no una nueva coalición.

Pero la presión del presidente alemán Frank-Walter Steinmeier, un peso pesado del SPD que quiere evitar nuevas elecciones que puedan beneficiar a la ultraderecha, obligaron a Schulz a cambiar de posición. Y al final de todo el proceso, serán los militantes, poco partidarios de volver al poder con los conservadores, quienes deberán aprobar el contrato de gobierno.

Si las negociaciones llegan a buen puerto, habrá que esperar hasta finales de marzo para que un nuevo ejecutivo tome las riendas del país, mientras Europa espera impaciente un ejecutivo en Berlín.