Lunes, 22 Enero, 2018


Las cuentas sueldo ahora podrán embargarse — Cambio bancario

El Gobierno autorizó a los bancos a embargar las cuentas sueldo DNU: ahora las cuentas sueldo pueden embargarse
Eduardo Anchondo | Enero 12, 2018, 23:46

El Gobierno dispuso que los bancos podrán embargar las cuentas sueldo de los particulares para cobrar deudas de crédito, en el marco de la serie de medidas puestas en marcha para la simplificación y desburocratización del sistema. "Así, se aumenta la calidad crediticia de alrededor de nueve millones de titulares de cuentas sueldo y, por lo tanto, se mejoran sus condiciones de acceso al crédito", explicó un comunicado del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

En el artículo 168 del DNU 27/2018, publicado en el Boletín Oficial el último jueves, Macri con acuerdo de sus ministros estableció una modificación de la LCT, y a partir de ahora "no podrán trabarse embargos de ningún tipo sobre el saldo de la cuenta sueldo en la medida de que se trate de montos derivados de una relación laboral y/o de prestaciones de la seguridad social cuando ese importe no exceda el equivalente a TRES (3) veces el monto de las remuneraciones y/o prestaciones devengadas por los trabajadores y/o beneficiarios en cada período mensual, según el promedio de los últimos SEIS (6) meses".

Hasta ahora, una modificación a la Ley de Contrato de Trabajo hecha en 2016 establecía que los embargos sobre los salarios debían reclamarse al empleador para que hiciera las retenciones, es decir que los bancos no podían aplicarlos directamente sobre las cuentas sueldo. Así, los embargos a salarios por deudas crediticias se aplicaban a través del empleador, no de la institución bancaria.

El megadecreto también habilita nuevos métodos para la celebración a distancia de contratos de tarjeta de crédito, cheque, letra de cambio y pagaré.

Es decir, para los montos en las cuentas sueldo que superen los tres sueldos del trabajador, el banco puede embargar la suma que exceda ese límite.

El excedente del mínimo será embargable, pero ese tope es el 20 por ciento del salario o del 10% en el caso de los sueldos equivalentes a hasta dos veces el Salario Mínimo Vital y Móvil. Pero luego, en el artículo 147, fija la "cuota de embargabilidad" del salario.

De acuerdo a la interpretación esto elimina ambigüedades de la normativa previa y expone a los bancos menor riesgo crediticio, lo que debería resultar en mayor acceso al crédito, además de permitir ofrecer montos mayores y tasas menores para sus clientes. El punto que necesitaba más análisis era el de si fondos que estén en la cuenta pero tengan otros orígenes, no el laboral, sí podían ser embargados.