Domingo, 17 Diciembre, 2017


Fergie habla de su pasada adicción a la metanfetamina

Fergie como la conocemos ahora Fergie como la conocemos ahora
Eduardo Anchondo | Diciembre 07, 2017, 20:55

Cuando era miembro del grupo pop Wild Orchid a principios de la década de 2000, Fergie comenzó a usar cristales de metanfetamina.

Fergie logró vencer su relación con dicha droga antes de obtener reconocimiento y fama mundial con Black Eyed Peas: en los años 90, cuando su estrella comenzaba a brillar. "Tardé un año después de quitarme esa droga para que los químicos en mi cerebro se calmaran y deje de ver cosas. Simplemente estaría sentada allí, viendo una abeja o conejito al azar", expresó para luego entrar de lleno en la historia más triste. Las declaraciones de la cantante explotaron en las últimas horas en la prensa norteamericana, que se hizo eco de la brutal entrevista, cuya primera condición por parte del representante de prensa de la artista fue: "Sin preguntas personales".

A tal nivel llegó el estado de Fergie que continuamente tenía una sensación de paranoia.

Fergie creía que la CIA, el FBI y un equipo SWAT la estaban siguiendo, por lo que buscó refugio en una iglesia. Como era católica creyó que sería una buena idea intentarlo, pero los efectos de las drogas no la dejaban comportarse normalmente. "Pero la imaginación seguía volando al compás de las drogas".

"Intentaron echarme, porque me estaba moviendo por los pasillos de forma loca, ya que pensé que había una cámara de infrarrojos en la iglesia tratando de verificar mi cuerpo. Pasé corriendo por el altar hacia un pasillo y dos personas me perseguían". Recuerdo que pensaba que, si salía afuera y había un equipo SWAT esperando, entonces significaría que yo tenía razón. Y si realmente son las drogas, no quiero seguir viviendo así de todos modos, de todos modos. "Fue un momento de liberación", añadió.

"Lo de las drogas fue muy divertido... hasta que no lo fue más", sentenció Fergie. Pero, ¿sabes qué? Le agradezco el día que me pasó.

Afirmó estar agradecida de la experiencia que pasó, debido a que ahora la acompaña la fortaleza, la fe y la esperanza de algo mejor en su vida.