Jueves, 26 Abril, 2018


Yeni Vilcatoma declara que evaluará pedir la vacancia presidencial de PPK

Pedro Cateriano ex presidente del Gabinete Ministerial Pedro Cateriano ex presidente del Gabinete Ministerial
Eloisa Felix | Diciembre 06, 2017, 00:56

La primera ministra Mercedes Aráoz respondió a la congresista Yeni Vilcatoma, quien ayer pidió la renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) a su cargo por estar "seriamente cuestionado" con el caso Odebrecht.

"Lamentable el comentario de la señora Vilcatoma, que quiere realmente destruir el marco constitucional y democrático en el que vivimos", comentó al respecto Aráoz en declaraciones a la prensa esta mañana.

"Lo que ha hecho, sin evidencia, es lanzar una frase desafortunada que, creo que no corresponde a una congresista de la República, creo que no está avalada por ningún partido, así que eso es una iniciativa individual que lamento porque solo hace ruido y no hace bien al país". "Porque no hay un pedido de ninguna bancada, sino de una señora independiente que lamentablemente hace acusaciones sin fundamento continuamente", agregó Aráoz.

Yeni Vilcatoma también se refirió al escrito que el mandatario PPK envió a la comisión Lava Jato, donde ratifica que no se reunirán.

Los legisladores desean consultar a Kuczynski sobre el supuesto contrato de asesoría que dio a Odebrecht, según declaraciones difundidas de su propietario Marcelo Odebrecht, tras dejar el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006) en el que la empresa ganó la concesión de la carretera Interoceánica sur. "Esta carta (la cual indica que no asistirá a la Comisión Lava Jato) me da la certeza que aquí se está haciendo evadir la acción de la justicia", dijo Vilcatoma en su entrevista. Tal actitud ha motivado duras críticas al mandatario, ante las cuales Aráoz insistió en que está dispuesto a responder, pero por escrito, lo que los legisladores consideran inaceptable.

También el exmandatario Alejandro Toledo (2001-2006), que está prófugo de la justicia desde febrero en Estados Unidos, debido a un presunto soborno de 20 millones de dólares.