Domingo, 19 Noviembre, 2017


Protestan contra malos olores de Semefo de Chilpancingo

BERNANDINO HERNÁNDEZ BERNANDINO HERNÁNDEZ
Orlondo Matamoros | Noviembre 15, 2017, 07:17

La ola de violencia, la falta de muestras genéticas y la burocracia ministerial causaron la saturación del Servicio Forense de Guerrero, más de 500 cadáveres están en irregularidades.

Trabajadores de la Fiscalía en Chilpancingo desalojaron las instalaciones de la dependencia, debido al mal olor que proveniente del área del Servicio Médico Forense (Semefo).

Los manifestantes bloquearon los accesos de las oficinas centrales de la Fiscalía, ubicada a un costado del Semefo, e impidieron el paso a funcionarios y visitantes. Los empleados, entre los que se encuentran agentes del Ministerio Público y secretarias, expresaron que no reanudarán sus labores hasta que las autoridades ministeriales y la Secretaría de Salud traten el problema.

Es la segunda ocasión que ocurre una contingencia sanitaria de este tipo en la administración del gobernador Héctor Astudillo Flores, que en dos años de gobierno ha registrado poco más de cuatro mil homicidios dolosos, cifra que ha colocado a Guerrero en el estado más violento del país.

Los quejosos denunciaron que en los últimos días se han percibido con mayor intensidad los olores fétidos que se generan por los cuerpos en descomposición, mismos que llegan al edificio de la Fiscalía, por ello ´mandos de la institución acudieron al edificio del Semefo, donde los reporteros se percataron y documentaron que las necropsias se están realizando prácticamente al aíre libre y por eso es que el olor pestilente se sale e inunda toda la zona sur de la capital. También señaló que dichas instalaciones están ocupadas al 120 por ciento.

Pedro Antonio Ocampo Lara, coordinador general de Servicios Periciales de la FGE, dijo que es complicado el proceso de identificación por el número diario de ingresos -entre 6 y 10 cadáveres-, además se reciben cuerpos segmentados, quemados, en estado avanzado de putrefacción.