Jueves, 23 Noviembre, 2017


Militares toman TV estatal en Zimbabwe; niegan golpe de Estado

A pesar de las apariencias los generales golpistas afirmaron que no tienen la intención de derrocar al gobierno de Mugabe A pesar de las apariencias los generales golpistas afirmaron que no tienen la intención de derrocar al gobierno de Mugabe
Orlondo Matamoros | Noviembre 15, 2017, 05:30

Debemos recordar a quienes están detrás de actuales chanchullos traicioneros que cuando se trata de proteger nuestra revolución los militares no dudaremos en intervenir, dijo el general Chiwenga, en una aparente referencia a los cada vez más abiertos intentos de Grace para elevar su posición pública y la publicidad encaminada a desacreditar a sus oponentes, entre ellos Mnangagwa.

"Nuestro objetivo son criminales de su entorno que están cometiendo crímenes".

El gobierno británico agregó en un comunicado que se mantengan en lugares seguros "hasta que la situación se vuelva más clara".

Tanques y militares se desplegaron este miércoles (hora local) en Harare, la capital de Zimbabue, y tomaron el control de la compañía de radio y televisión ZBC, informó la emisora radial Nehanda. Uno, que estaba parado apuntando hacia la ciudad, tenía su oruga fuera.

Militares en las afueras de Harare este miércoles.

La agencia AFP informó que, según un testigo, se escuchan abundantes tiros cerca de la residencia privada del presidente Mugabe en Harare. Harare parecía en calma, sin tropas en las calles y con los negocios funcionando con normalidad.

El partido del presidente Mugabe, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), acusó el martes al jefe del Ejército de "conducta de traición" destinada a "incitar a la insurrección", después de que este advirtiera el lunes de que se tomarían "medidas correctivas" si continuaban las "purgas" de oficialistas veteranos.

Ante las "incertidumbres políticas", la embajada de Estados Unidos en Zimbabue recomendó a sus ciudadanos permanecer en sus casas hasta nuevo aviso.

En una situación sin precedentes, el jefe de las fuerzas armadas, Constantino Chiwenga, amenazó abiertamente el lunes 13 de noviembre con intervenir en política, una semana después de que Mugabe despidió al vicepresidente Emerson Mnangagwa, considerado desde hace tiempo como el probable sucesor de Mugabe, de 93 años.

El presidente Robert Mugabe (derecha) y el jefe del Ejército Constantino Chiwenga.