Lunes, 11 Diciembre, 2017


UNAM mapea fracturas del suelo de la CDMX

Mural de Frida perrita rescatista en la CDMX Mural de Frida perrita rescatista en la CDMX
Orlondo Matamoros | Octubre 13, 2017, 23:59

Esta información es valiosa para la planeación de la reconstrucción de la urbe, luego del sismo del pasado 19 de septiembre, dijo Dora Carreón Freyre, investigadora del Centro de Geociencias.

Ciudad de México. (Sinembargo).La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) concluyó el mapa que permitirá conocer las fracturas que afectan la infraestructura de la Ciudad de México.

El proyecto permitió identificar la vulnerabilidad física del suelo de la Ciudad y estimar la fragilidad social en zonas de fracturamiento, pues este problema afecta de diferente manera a la población, dependiendo del nivel socioeconómico.

En el siguiente mapa se detalla los diferentes tipos de subsuelo en la CDMX, los cuales provocan diversas propagaciones de ondas sísmicas, la investigación y mapeo realizados, aportna elementos claros para detectar la presencia de fracturas que ya existían antes de reciente sismo.

Carreón Freyre ha trabajado en estos temas desde 2007, cuando una fractura que se abrió repentinamente en la delegación Iztapalapa llevó al establecimiento del CERG.

Para este trabajo, además de los recorridos por la Ciudad de México, Carreón Freyre y su equipo buscaron material bibliográfico y los mapas de riesgo en cada una de las delegaciones políticas.

Respecto a Iztapalapa, informó que en la zona sur se tienen fracturas que estaban reportadas y que en el último sismo se manifestaron como desplazamientos verticales del suelo, de casi un metro.

Sobre el origen de las fracturas en nuestra metrópoli, precisaron que el principal motivo es el contraste entre los materiales volcánicos y los de relleno del lago.

La especialista explicó que la extracción del agua es el factor que detona y pone en evidencia las debilidades existentes en el suelo.

Resaltaron que las fracturas no son aleatorias, se puede predecir hacia dónde se propagarán, que es el propósito de este estudio.

Asimismo, recordó que la CDMX se hunde en promedio de 20 a 30 centímetros al año, por lo que esos desplazamientos deben ser considerados en un plan de reconstrucción a corto y mediano plazos.

Es importante señalar que sólo cuatro demarcaciones cuentan con esta herramienta y ninguna está actualizada.