Miércoles, 18 Octubre, 2017


Procesaron a la procuradora Gils Carbó por administración fraudulenta

Procesaron a Gils Carbó y Macri prepara una Gils Carbó fue procesada
Orlondo Matamoros | Octubre 13, 2017, 02:53

Con esta decisión judicial, en caso de que sea confirmada por la Cámara Federal, el Gobierno intentará volver a la carga contra la jefa de los fiscales, algo similar a lo que sucedió recientemente en Venezuela, cuando el presidente Nicolás Maduro ordenó retirar de sus funciones a la entonces Procuradora General, Luisa Ortega. Por el inmueble se pagaron 43 millones de pesos y se abonaron comisiones millonarias que rondaron los 10,7 millones de pesos.

El juez Julián Ercolini procesó a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, por el delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública y la embargó por 7 millones de pesos.

De la comisión percibida por Jaureguberry, 3 millones fueron para Juan Carlos Thill, "persona dedicada a la producción de seguros y que carecía de antecedentes en el mercado inmobiliario", medio hermano de Guillermo Alfredo Bellingi, un subdirector de la Procuración que intervino en la licitación, de acuerdo con la acusación. Y también los pagos de las comisiones.

La diputada nacional de la CC-ARI y socia de Cambiemos Elisa Carrió aseguró hoy que desde el oficialismo pudieron "correr de su cargo a una dirigente política", en referencia a la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, "puesta para garantizar la impunidad de quienes saquearon la Nación".

El juez Ercolini también procesó por la maniobra a Thill, Bellingi, Bárbara Jaureguberry y a Adrían Fischer, ejecutivo de Arfinsa Argentina Financiera S.A., la empresa que se desprendió del edificio que adquirió la Procuración.

Ercolini ademas dictó la falta de mérito para los funcionarios de la Procuración Hector Zurita, Jorge Domanico y Osvaldo Leguizamón, quienes como integrantes de la línea administrativa participaron de la licitación.

En su extensa resolución, el juez le impuso a Gils Carbó un embargo de 7 millones de pesos (400.000 dólares) por las "acciones ardidosas" en las que incurrió la funcionaria.