Viernes, 15 Diciembre, 2017


Miguel Etchecolatz afronta un nuevo juicio por delitos de lesa humanidad

Secuestros torturas y homicidios Etchecolatz comenzó a ser enjuiciado Escándalo en juicio oral a Etchecolatz: una mujer se desnudó en la ...
Orlondo Matamoros | Octubre 13, 2017, 09:36

El ex represor de la dictadura Miguel Etchecolatz, que purga condena a reclusión perpetua, empezó hoy a ser enjuiciado por secuestros, torturas y homicidios perpetrados en la Brigada Güemes, La Matanza, y en la comisaría 1a, Monte Grande, de la Policía bonaerense.

Los jueces Julio Panelo, José Martínez Sobrino y Fernando Canero juzgan a Etchecolatz y a otros ocho procesados por crímenes de lesa humanidad contra 125 víctimas cuyos casos fueron recordados uno por uno en la lectura del dictamen de elevación a juicio hecho por el fiscal que los investigó, Federico Delgado, junto al juez Daniel Rafecas. En 2006 fue sentenciado a cadena perpetua durante el juicio donde declaró como testigo clave el albañil Julio López, desaparecido desde el 18 de setiembre cuando se dio a conocer la sentencia al ex jefe policial.

Una de las asistentes llegó a sacarse la remera y quedó semidesnuda, mientras lo inquiría sobre sus padres desaparecidos.

Etchecolaz está siendo juzgado junto a los ex subinspectores de la bonaerense José Félix Madrid y Guillermo Horacio Ornstein; los ex cabos de la División Cuatrerismo de La Matanza, Ángel Salerno y Carlos Alberto Tarantino; el ex cabo de la comisaría 1era de Monte Grande, Nildo Jesús Delgado; y los ex guardias de esa seccional, Alberto Faustino Bulacio y Daniel Francisco Mancuso. También se juzga al exjefe del Regimiento de Infantería de La Tablada, Federico Minicucci.

Etchecolatz fue director de Investigaciones de la Policía Bonaerense y mano derecha de Ramón Camps, por entonces jefe de la fuerza, de 1976 a fines de 1977, durante la última dictadura. Acumula seis condenas por crímenes de lesa humanidad que fueron unificadas en una sola a reclusión perpetua.

En agosto pasado, el Ministerio de Seguridad bonaerense, a través de la Auditoría General de Asuntos Internos, exoneró a doce integrantes de la Policía de la provincia de Buenos Aires, entre ellos a Etchecolatz.