Viernes, 20 Octubre, 2017


Uruguay aplica medidas espejo y traba importaciones brasileñas

Uruguay mira a Brasil Uruguay mira a Brasil
Frascuelo Febo | Octubre 12, 2017, 17:20

Brasil no dejó ingresar a su país camiones pertenecientes a dos empresas que transportaban queso.

Aguerre dijo en conferencia de prensa que, ante el anuncio hecho el martes por el gobierno brasileño, se ordenó detener o hacer más lento el tránsito de camiones brasileños a través de los pasos de frontera uruguayos. "Esto nos obliga a revisar totalmente nuestra relación comercial con Brasil", sentenció y agregó que Uruguay adoptará "medidas espejo" (equivalentes) mientras haya bloqueos al ingreso de lácteos uruguayos.

El canciller aseguró que "es insostenible hablar de triangulación” y aclaró que "no queremos tomar medidas espejo". No obstante, el ministro afirmó que "la medida de Uruguay ya se levantó".

Aguerre confirmó que se enteró de la medida de Brasil por WhatsApp porque no hubo comunicación oficial. "Sorprendió el contenido", dijo Aguerre, porque "está toda la información" sobre los productos lácteos que se producen en Uruguay y exportan hacia Brasil, y además "existen ámbitos formales" para solicitarla.

Las declaraciones de Aguerre se dieron luego de la decisión de Brasil de suspender provisionalmente las licencias de importación de leche de Uruguay hasta que se investigue el verdadero origen del producto, que ingresa al país libre de aranceles. De mañana se detuvieron camiones con lácteos. El canciller uruguayo enfatizó que Uruguay no importa la leche que le vende a Brasil, sino que los lácteos provenientes de otros países son productos terminados como yogur y quesos. Tras puntualizar que lo que Brasil sostiene es improbable desde el punto de vista comercial, indicó que "es insostenible desde el punto de vista de la legislación comercial mundial" y violatorio de las normas de la OMC. En declaraciones a la emisora local Radio Carve, Nin Novoa dijo además que mantiene conversaciones por este tema con autoridades brasileñas y que el canciller de ese país, Aloysio Nunes, no estaba en conocimiento de la resolución que había tomado el Ministerio de Agricultura de su país. El canciller mantuvo un intercambio con su par brasileño, quien le aseguró que iba a trabajar profundamente para mantener "las excelentes relaciones" que hay entre los dos países y que no iba a permitir distorsiones en el relacionamiento.

Aseguró que el gobierno nacional trabaja en forma intensa y con seriedad con las correspondientes consultas al Ministerio de Economía y al de Industria cuando se trata de ese sector, en forma permanente, el que está de acuerdo con este ámbito de negociación que se trazó y con la adopción de alguna medida que haya que tomar, aunque no guste, para defender el interés nacional. Sobre los motivos de Brasil, "no nos corresponde hacer conjeturas", precisó el ministro, quien dijo que sí corresponde exigir que se resuelva en los ámbitos correspondientes.