Lunes, 11 Diciembre, 2017


La obesidad infantil se multiplicó por 10 en las últimas cuatro décadas

La información nutricional de Tu Kola no está en español como la normativa cubana exige Las bebidas azucaradas están bajo la lupa por lo perniciosas que son nutricionalmente
Federico Mansilla | Octubre 12, 2017, 05:49

La máxima institución sanitaria global dio a cononocer este miércoles los resultados de un nuevo estudio, realizado conjuntamente con el Imperial College de Londres, en el que precisó que 124 millones de niños y adolescentes en el mundo tiene problemas con su peso.

En cuanto a la tasa de obesidad en los niños y adolescentes (entre 5 y 19 años de edad), México ocupa el sexto lugar de la región con un 14.8 por ciento de la población, seguido de Bahamas con 17.3, Argentina (16.9), Chile (15.2), Dominica (15) y República Dominicana (15). Además, participaron otros 1000 colaboradores a quienes se les analizó la evolución del índice de masa corporal y la obesidad desde 1975 hasta 2016.

Según lo destacado por la OMS, en 1975 había menos de un 1% de niños y adolescentes con sobrepeso, mientras que hoy la cifra es de caso un 6% en niñas y un 8% en niños.

Según un informe de la OMS y de la Facultad de Salud Pública del Imperial College de Londres (Reino Unido) publicado en The Lancet, el número de niños obesos aumentó de 11 millones en 1975 a 124 millones en 2016.

La tasa de obesidad de adultos en México es de 28.9 por ciento de la población.

"Por lo que respecta a los países de ingresos altos, estas tasas se han estancado en años recientes pero se continúan manteniendo a niveles inaceptables", agregó el experto.

Según el profesor Ezzati, estas preocupantes tendencias reflejan el impacto de las políticas mundiales de comercialización de alimentos y alimentos, que han hecho que los alimentos saludables y nutritivos sean demasiado caros para las familias y las comunidades desfavorecidas. Los investigadores pidieron una mejor nutrición en el hogar y la escuela, y más ejercicio para prevenir que una generación se convierta en adulta corriendo un gran riesgo de sufrir diabetes, enfermedades coronarias o cáncer debido al sobrepeso.

En muchos países de ingresos medianos, especialmente en Asia oriental, América Latina y el Caribe, los niños y los adolescentes han pasado rápidamente y predominantemente de la infraponderación al sobrepeso.

La organización también publicó unas directrices en las que se pedía a los trabajadores de salud que se encuentran en primera línea que detecten y cuiden activamente a los niños con sobrepeso u obesidad.

Las recomendaciones que presenta la OMS, para la obesidad infantil y adolescente, es que cada país estructure un plan con orientaciones claras sobre medidas eficaces para frenar el aumento de la obesidad.

"La OMS alienta a los países a esforzarse por modificar los factores del entorno que aumentan el riesgo de obesidad en nuestros hijos".

- Reducir el consumo de alimentos muy elaborados, con alto contenido calórico y bajo valor nutricional. "Además, conviene que los niños dediquen menos tiempo de ocio a actividades sedentarias y que incluyen el uso de pantallas".

- Fomentar la actividad física mediante el deporte y la recreación activa.