Sábado, 18 Noviembre, 2017


Abren proceso penal contra presidente del PSG y exsecretario de la FIFA

Presidente del PSG es investigado por delitos de corrupción anunció la fiscalía de Suiza Abren proceso penal contra presidente del PSG y exsecretario de la FIFA
Alejandro Castrejon | Octubre 12, 2017, 19:05

La fiscalía suiza abrió causa penal por sospechas de soborno vinculadas a los derechos de transmisión de la Copa del Mundo contra Nasser Al-Khelaifi, presidente del Paris Saint-Germain.

En ese sentido, la OAG investiga si Valcke tuvo "ventajas indebidas" por parte de Al-Khelaïfi, también director ejecutivo del beIN Media Group, una poderosa empresa de comunicación qatarí.

La investigación, parte de la pesquisa suiza contra la FIFA, es "contra Jerome Valcke, el director ejecutivo del BEIN MEDIA GROUP LLC Nasser Al-Khelaifi y un empresario del sector de derechos deportivos", dijeron fiscales federales.

El dueño del club francés pudo cometer delito en la asignación de derechos televisivos para los Mundiales de 2026 y 2030; Jerome Valcke, implicado.

La Fiscalía suiza ya precisaba que se habían solicitado registros en Francia, así como en España, Grecia e Italia.

"Como resultado de este operativo conjunto, se allanaron varias propiedades, se confiscaron activos y se realizaron entrevistas", dijo el organismo europeo en un comunicado.

El experiodista de Canal+, que reside en España, se hallaba en Suiza para declarar el miércoles en Lausana ante el Tribunal Arbitral del Deporte, donde recurrió su suspensión de 10 años infligida por la justicia interna de la FIFA por su implicación en la reventa de entradas del Mundial-2014.

En marzo de 2015, la justicia suiza abrió una investigación sobre las condiciones de atribución de los Mundiales 2018 y 2022, en Rusia y Catar, sobre las que pesan fuertes sospechas de corrupción, que derivó en la detención de siete altos responsables de la FIFA en un hotel de Zúrich la víspera del congreso de la instancia.

Valcke, un periodista que se vio ascendido con 47 años al segundo puesto más importante de la FIFA en 2007, ha vivido una caída tan rápida como su ascenso.