Jueves, 15 Noviembre, 2018


Gas Natural Fenosa aprueba trasladar su sede social a Madrid

Más empresas se van de Cataluña favorecidas por una medida del Gobierno de España Gas Natural Fenosa aprueba trasladar su sede social a Madrid
Frascuelo Febo | Octubre 10, 2017, 19:18

El propio Rajoy facilitó la salida de bancos y empresas de Cataluña al aprobar un decreto que les habilita una vía rápida para el cambio de sede.

La fuga aumenta la inquietud entre una sociedad catalana profundamente dividida por una apuesta independentista cuya escalada ha sumido a España en su peor crisis política de la era democrática. Entre ellas figuran Banco Sabadell, Banco Mediolanum, Arquia Banca, Oryzon, Dogi, Ballenoil, Naturhouse o Derby Hotels, mientras que otras compañías como Freixenet, Catalana Occidente o Renta Corporación abren la puerta a adoptar una decisión de este tipo en función de los acontecimientos políticos.

En tanto, la empresa de hidrocarburos Gas Natural fue fundada en 1843 por el letón Charles Lebon y el español Pedro Gil y Babot para la instalación de luces de gas en las calles de Barcelona.

En una medida similar, CaixaBank, primer banco de Cataluña y tercero de España, toda una institución en la sociedad catalana, también ha anunciado en la misma jornada que traslada su sede social a Valencia "ante la actual situación social y política".

"Cuando he visto estas imágenes, y sé que hay gente que ha recibido golpes, y empujones, incluso hay una persona que está aún hoy hospitalizada, no puedo hacer nada más que lamentarlo, pedir disculpas en nombre de los agentes", dijo Millo a la televisión pública catalana TV3. La empresa se presenta como la tercera de España en distribución de gas y electricidad y está presente en más de 20 países, con una fuerte implantación en México, Brasil, Colombia, Chile, Argentina y Perú, con un total de 23 millones de clientes.

Fundado en 1881 por un grupo de 127 empresarios de Sabadell en torno al otrora poderoso sector textil, origen de grandes fortunas catalanas, el banco tiene una capitalización bursátil de 9.500 millones que le convierte en la vigésima empresa del Ibex-35.

La perspectiva de una declaración unilateral de independencia ha impulsado el éxodo de empresas con sede en Cataluña hacia otros lugares de España, en el mismo día en el que el Ejecutivo regional catalán estableció en un 43% la supuesta tasa de participación en el referéndum secesionista ilegal. Se ha referido al independentismo como una "enfermedad" que podría llevar a "una nueva Bosnia". La energética no está tan sometida a los peligros económicos o financieros que Caixabank: aunque cotiza en Bolsa, casi un 65% está en manos de tres accionistas ligados por un pacto parasocial; su negocio es puramente físico y, aunque pudiera tener problemas imprevisibles en una hipotética Cataluña independientes, no está sometida a la fuga de clientes o a la volatilidad financiera que su accionista, expuesto a una fuga de depósitos (los cambios de clientes eléctricos o de gas son lentos y complicados).