Martes, 19 Setiembre, 2017


¿Kenneka ingresó por sí misma al congelador donde murió?

Videos de seguridad caso Kenneka Jenkins Videos de seguridad caso Kenneka Jenkins
Orlondo Matamoros | Setiembre 17, 2017, 20:21

Luego de que el cuerpo de Kenneka Jenkins, de 19 años, fuera encontrado dentro de un congelador del Hotel Crowne Plaza de Rosemont, en Chicago, un video de vigilancia muestra a la joven caminando erráticamente por los pasillos y la cocina del hotel previo a su muerte.

La joven fue reportada como desaparecida la tarde del sábado y encontrada muerta en el congelador la madrugada del domingo.

"Ahora tiene que haber una respuesta a cómo sucedió eso".

Se prevé que la policía dé a conocer 36 horas más de imágenes de ese fin de semana, mientras que el abogado de la familia indicó que buscaría su propia investigación y quizás una segunda autopsia.

El abogado Larry Rogers dijo que el hotel "nunca registró. Mejor aún, tiene que haber una respuesta a por qué sucedió eso", agregó.

La desconsolada madre no cree en esta versión, señala que estando en ese estado su hija no podría haber abierto las pesadas puertas del congelador y considera increíble que no se diera cuenta que no estaba entrando al ascensor o a la entrada del hotel.

Aunque no se le ve entrar en el congelador donde se encontró su cuerpo, el video fue capturado por una cámara activada por movimiento, y que muestra que nadie más entró en esa área hasta que su cuerpo fue encontrado.

Autoridades confirmaron que la chica se encontraba en estado de ebriedad cuando se introdujo al congelador del hotel, lo cual es posible apreciar en la grabación.

Hay que recordar que Kenneka acudió a una fiesta el viernes por la noche en la novena planta del hotel, ubicado en el 5440 N River Rd, Rosemont, en Chicago y que su hermana informó a la policía que la última vez que tuvo contacto con ella fue alrededor de la 1:30 am del sábado cuando ambas intercambiaron mensajes de texto. Es un caso extraño, las autoridades dan una explicación fácil, pero que al parecer no es muy lógica para los familiares y seres queridos que hoy lloran la perdida de la joven Kenneka.