Martes, 26 Setiembre, 2017


NASA revela cómo el huracán Irma transformó estas islas caribeñas

Barcos amontonados tras Irma Barcos amontonados tras Irma
Orlondo Matamoros | Setiembre 13, 2017, 02:27

Hoy cumplirá 13 días desde que apareció en los satélites que vigilan el clima, primero como Tormenta Tropical, el 30 de agosto, para un día después estrenarse como huracán, desde entonces ningún meteoro ha recibido tanta atención mediática, ni había provocado tanto miedo en los países por los que atinó a pasar.

El Gobierno de Chile extiende sus más sentidas condolencias a los familiares de las víctimas y a los damnificados por el paso del huracán Irma, expresando su solidaridad a los Gobiernos de Antigua y Barbuda, Haití, Bahamas, Cuba, Estados Unidos y a los habitantes de las islas de San Martín, San Bartolomé, Anguila e Islas Vírgenes Británicas, Islas Vírgenes estadounidenses y Puerto Rico.

En todas, el elemento más notable es el color marrón en el paisaje.

Kathryn Hansen, quien escribe sobre ciencia para la NASA, dijo que es probable que los fuertes vientos de la tormenta literalmente arrancaron las plantas del suelo. La sal también puede contribuir a esta imagen dantesca.

Desde el espacio estas islas se veían de color verde y actualmente se ven en un tono ocre oscuro semejante a la tierra seca.

"Tuvimos la amenaza seria de una ruptura total de la ley y el orden en las Islas Vírgenes Británicas", dijo en el Parlamento el viceministro de Relaciones Exteriores Alan Duncan.

Las diferencias en el color del océano probablemente provienen de las diferencias en la superficie; las más ásperas -quizás porque están cubiertas de escombros y desperdicios- dispersan más luz, y parecen más brillantes y más claras.

Por el contrario, la vegetación en Antigua parece relativamente sana e intacta. El 7 de septiembre la electricidad se había restaurado a la mayor parte de la isla, y el aeropuerto internacional volvió a abrir.