Martes, 26 Setiembre, 2017


Irma se debilita a tormenta tropical pero sigue peligrosa — VENEZUELA

Somodevilla  AFP Somodevilla AFP
Orlondo Matamoros | Setiembre 13, 2017, 08:21

En su boletín de las 21:00 GMT de hoy, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) advirtió de las "peligrosas marejadas ciclónicas que se generarán inmediatamente después de que el ojo del huracán Irma pase a lo largo de la costa oeste de Florida".

Como resultado al menos seis personas han muerto en Florida en circunstancias achacables al ciclón, que este martes está previsto que se degrade de nuevo en su rumbo hacia el interior del país.

En el Caribe, los residentes trataban de retornar a la normalidad pese a los enormes daños de infraestructura, mientras Estados Unidos, Francia, Holanda y Reino Unido buscaban ayudar a sus territorios de ultramar, gravemente afectados. El acceso a los Cayos estaba cerrado.

El gobernador Rick Scott sobrevoló los Cayos el lunes donde pudo ver casas rodantes volcadas, botes encallados y los daños generalizados de la inundación.

Más de 3,8 millones de personas están sin electricidad en el estado, según las últimas cifras de la Oficina de Manejo de Desastres de Florida, aunque las cifras de las compañías suministradoras son ligeramente superiores.

Técnicamente perdió su estatus de huracán mayor, sin embargo, y tras su potente paso por el sureste de Estados Unidos, dejó destrucción y desolación, y cobró tres vidas en accidentes de tránsito.

Los Cayos de Florida, donde Irma tocó tierra el domingo como huracán categoría 4 con vientos sostenidos de hasta 215 kph, mostraban extensos daños, indicó el Miami Herald, que citó al director de Emergencias del condado de Monroe, Martin Senterfitt.

Tras su paso por la corta del Golfo del estado, sus precipitaciones y vientos han llegado a Georgia.

"Irma" entró el domingo por el extremo sur de la península de Florida con una fuerza devastadora, inundó calles y casas, destruyó embarcaciones y arrancó árboles de raíz, pero sin dejar grandes daños estructurales en edificaciones, que se temían por el huracán más poderoso de la historia en el Atlántico.

Por su parte, Miami no está exenta de la amenaza de la tormenta, ya que "solo 70 millas [112 kilómetros] de la costa no están bajo la ruta del huracán", señaló Ryan Maue, meteorólogo de WeatherBell Analytics, y agregó que se espera que caigan 50 centímetros de lluvia en la zona.