Domingo, 19 Noviembre, 2017


Gobierno de Cataluña defiende el referéndum

Manifestación en Cataluña Manifestación en Cataluña
Frascuelo Febo | Setiembre 13, 2017, 07:30

Entre 350.000 y un millón de personas acudieron este lunes a la manifestación por la independencia de Cataluña celebrada en Barcelona, según diferentes autoridades regionales, a menos de tres semanas del referéndum de autodeterminación prohibido por las instituciones españolas. A la espera de conocer las cifras oficiales, las calles de Barcelona están a reventar y, de nuevo, el civismo y el respeto es lo que caracteriza a la protesta.

"No les ampara nadie", afirmó el portavoz del Gobierno y recordó las palabras del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, quien dijo que "cualquier acción contra la constitución de un Estado es una acción contra el marco legal de la UE".

El Gobierno español, que preside Mariano Rajoy, decidió también recurrir en el Tribunal Constitucional (TC) la denominada "Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República" de Cataluña, aprobada por la mayoría independentista del Parlamento de esta región del noreste de España.

El presidente insistió en su discurso que "ya lo tiene todo a punto para que los catalanes y las catalanas puedan ir a votar" el próximo 1 de octubre.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, desafió el gobierno español asegurando que la única forma de evitar el referéndum independentista catalán es que se pacte con Madrid.

El político ha lamentado que desde el palacio de la Moncloa hayan contestado con "toda su maquinaria judicial, pero no la política (...) No nos gustan las confrontaciones de ese tipo y estamos de acuerdo que votar aleja ese riesgo". En un acto multitudinario previo con simpatizantes de su formación, la funcionaria no aclaró si apoyaría o no la celebración de la consulta, cuando todo el mundo mira a las principales cabeceras municipales para que apoyen el referendo y así se puede celebrar la consulta. "No aceptamos lecciones de nadie, y menos de convergentes que hasta hace dos días no tenían ni idea lo que era la desobediencia civil. ¿Dónde estaban cuando defendíamos los derechos sociales los señoritos de Convergència?"

En el último lustro, los independentistas salieron a la calle cada 11 de septiembre coincidiendo con la Diada para reivindicar su "derecho a decidir", es decir, la convocatoria unilateral de una consulta sobre la independencia de Cataluña de España, a la que se opone el Gobierno español.