Martes, 26 Setiembre, 2017


El Tribunal Constitucional español suspende la ley

Póster con la bandera independentista de Cataluña en Barcelona España. La frase en el póster dice Cataluña no es España REUTERS Albert Gea Diputado de ERC denuncia amenazas del Gobierno español por el referéndum de independencia
Orlondo Matamoros | Setiembre 13, 2017, 06:19

El Tribunal Constitucional español suspendió hoy de forma provisional la llamada "ley de desconexión" (o ley de Transitoriedad) de Cataluña, impulsada por los independentistas para regular el camino hacia la secesión de la región en caso de que gane el "sí" en el referéndum unilateral del 1 de octubre, informaron medios españoles.

Esta decisión es producto de un recurso presentado por el gobierno de Mariano Rajoy el viernes pasado, luego que el Parlamento catalán aprobó por mayoría simple este marco jurídico con el que se pretende instituir el presunto nuevo Estado catalán.

El Tribunal Constitucional de España suspende cautelarmente la ley de transitoriedad jurídica hacia una 'república catalana' aprobada por el Parlamento catalán.

Un día después de la masiva manifestación en Barcelona que respaldó la votación unilateral convocada por su gobierno, el presidente catalán, Carles Puigdemont, reiteró que el único que puede evitar el referéndum del 1 de octubre es el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, llamando a un diálogo para acordar una consulta pactada.

El alto tribunal ha ordenado también la notificación personal de la suspensión a los miembros del Gobierno del presidente Carles Puigdemont y de la Mesa del Parlamento, así como a los miembros designados para la sindicatura electoral de Cataluña (el equivalente ala Junta Electoral).

Méndez de Vigo opina que la sesión parlamentaria de aprobación de las leyes del referéndum y de transitoriedad "no dio voz a toda la Cámara y se celebró sin garantías legales y democráticas".

Según consta en el texto de la norma, la Ley de Transitoriedad jurídica será la "norma suprema del ordenamiento jurídico catalán" mientras no sea aprobada una Constitución propia.

De ganar el sí en el referéndum, el posterior proceso constituyente constará de tres fases sucesivas: una primera compuesta por un proceso participativo, una segunda en la que se celebrarán elecciones para una Asamblea Constituyente que redactará la Constitución y una tercera de ratificación de la misma por referéndum.