Miércoles, 20 Setiembre, 2017


Mattis advierte de que guerra es posible si la RPDC ataca EEUU

Soldados celebran el 90 aniversario del Ejército Popular de Liberación de China. Xinhua Soldados celebran el 90 aniversario del Ejército Popular de Liberación de China. Xinhua
Alejandro Castrejon | Agosto 17, 2017, 12:49

Echarse atrás en la amenaza de atacar a Guam no es suficiente para lograr un diálogo con Washington, y Pyongyang tiene que hacer "mucho más" para llegar a ese punto, agregó Nauert.

Pero advirtió que si Estados Unidos "persiste en sus acciones insensatas en la Península de Corea", entonces Pyongyang va a actuar.

El lunes el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis había advertido que el Pentágono podría detectar "muy rápidamente" el objetivo de misiles norcoreanos.

Al ampliar el mapa, uno de los primeros países que aparecen al oeste de Guam es Filipinas, Papúa Nueva Ginea e Indonesia, entre otros.

Hasta el anunció del líder comunista, la tensión venía en ascenso, sobre todo luego que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobara el pasado 6 de agosto severas sanciones económicas contra el régimen de Pyongyang por sus ensayos nucleares y de misiles balísticos. Los analistas dijeron que una amplia franja de los Estados Unidos continentales, incluyendo Los Ángeles y Chicago, podría estar al alcance de esos misiles, una vez perfeccionados.

Como uno de los personajes claves para resolver la crisis entre Pionyang y Washington, el líder surcoreano también tendió una mano a Kim Jong-un, al asegurar que no busca el fin de Corea del Norte ni persigue la reunificación mediante la absorción de dicho país.

Trump ha declarado al ejército estadounidense "bloqueado y cargado" y dijo que estaba listo para desencadenar "fuego y furia" si Corea del Norte continuaba amenazando a Estados Unidos.

Para contrarrestar las relativamente buenas capacidades de defensa de misiles tierra-aire de Corea del Norte, llegarían los aviones estadounidenses F-22, F-35 y B-2, que probablemente dirigirían una campaña aérea conjunta con la ayuda de jets F-15 o F-16 de Japón y Corea del Sur, añadió Hendrix.

El lunes, el presidente de Corea del Sur, Moon, pidió una solución pacífica al conflicto nuclear, diciendo que "no debe haber otra guerra en la Península Coreana", según su oficina.

"Una acción militar en la Península de Corea sólo puede ser decidida por Corea del Sur y nadie más puede decidir medidas militares sin el consentimiento de Corea del Sur", dijo Moon en un discurso.