Lunes, 21 Agosto, 2017


¡No te lo pierdas! Esta noche y mañana, lluvia de estrellas

En Ecuador se podrá ver la lluvia de meteoritos de las ‘Perseidas Cielo europeo se poblará de las fugaces Perseidas
Eloisa Felix | Agosto 13, 2017, 07:03

Pocos días quedan para que podamos observar las perseidas, lluvia de meteoros de actividad alta que también es conocida como lágrimas de San Lorenzo.

¿Hacia dónde mirar? La lluvia de estrellas hará que aparezcan meteoros en cualquier parte del cielo. Cuando esto sucede, pequeños fragmentos de polvo del cometa chocan contra la atmosfera terrestre a 212 mil km/h, que con esa velocidad hasta el más pequeño fragmento de polvo produce una vívida estela lumonisa un meteoro al desintegrarse, ya que los meteoros del cometa Swift-Tuttle salen de la constelación de Perseo a la lluvia de las Perseidas.

Casi un mes tarda la Tierra en pasar por ese cúmulo de partículas que dejó la suciedad de los cometas que en la medida que se acercan al Sol van desprendiendo el material de la superficie y es así como todos los años la Tierra atraviesa varias órbitas de distintas cometas. El impacto provoca la desintegración de estos minúsculos fragmentos, que alcanzan temperaturas de más de 5.000 grados en una fracción de segundo, transformándose en auténticas bolas de fuego.

El hecho de producirse la lluvia cada año por las mismas fechas se debe a que la Tierra, en su movimiento anual de traslación alrededor del Sol, en cada vuelta encuentra de nuevo a la acumulación de partículas.

Según el experto, el fenómeno es universal, por lo que se puede apreciar en todo el planeta, pero con mayor claridad en el hemisferio norte.

Además, sus estrellas fugaces son las más brillantes y se observan incluso en algunas zonas urbanas.

Cada año, las Perseídas iluminan el cielo veraniego -principalmente entre julio y agosto-. Este año, en el periodo de actividad máxima, que se espera para las noches del viernes y el sábado, se calcula que se podrán ver entre 100 y 150 meteoros por hora.

Esta lluvia de meteoros podrá ser observada a simple vista, sin necesidad de binoculares o telescopios.

A aquellas personas interesadas en ver las Perseidas, el astrónomo aconseja que sea en lugares de cielos despejados. Por su trayectoria parecen proceder de un punto situado en la constelación de Perseo.