Sábado, 21 Octubre, 2017


Declaran estado de emergencia en Charlottesville, EE.UU

Protestas y vigilias tras la violencia de Charlottesville Declaran estado de emergencia en Charlottesville, EE.UU
Orlondo Matamoros | Agosto 12, 2017, 21:37

- El Gobernador del estado estadounidense de Virginia, Terry McAuliffe, declaró estado de emergencia por acto nacionalista blanco en la ciudad de Charlottesville.

La medida surge después de que las autoridades locales solicitaron más recursos para controlar las tensiones, indicó el departamento de policía.

Al mediodía, se prevé que miles de personas se congreguen en el Parque de la Emancipación, donde se han colocado barricadas cerca de la estatua del general confederado Robert E. Lee.

Junto a la Policía también protegen a los concentrados varios intengrantes de las autoproclamadas milicias proconfederadas, que han sido respondidos por una cadena humana liderada por el reverendo y activista Cornel West.

En este caso los agentes policiales han trazado un perímetro de seguridad en torno a los manifestantes, que han empezado a proclamar cánticos como "Jodéos, maricones" y "Combatamos contra la Sharia (ley islámica) ahora".

Cientos de supremacistas blancos, algunos al ritmo de soflamas nazis, marcharon esta pasada noche con antorchas por las calles en el preludio de un encuentro convocado para este sábado.

Cientos de radicales de ultraderecha se concentran alrededor de la estatua de Thomas Jefferson.

Durante la marcha de esta pasada noche, algunos de los asistentes han gritado la consigna nazi "Sangre y Tierra", el lema del antiguo Ministerio de Agricultura del Tercer Reich que exaltaba los valores del campesino alemán frente a su gran enemigo, el "prestamista judío". "Condeno enérgicamente el asalto que han perpetrado, sin mediar provocación alguna, contra miembros de nuestra comunidad que intentaban mantener el orden", ha lamentado.

Entre opositores y manifestantes, se espera que se reúnan en la pequeña ciudad a 300 kilómetros al suroeste de Washington más de 2.000 personas en el que es descrito como "el mayor encuentro de odio de su clase en décadas en EEUU", según el Southern Poverty Law Center, un grupo que investiga a los grupos que fomentan la violencia racial.

"Estoy más que disgustado con este despreciable despliegue no sancionado de un elemento de intimidación visual en un campus universitario", manifestó el alcalde, Mike Singer, en una declaración.