Martes, 18 Diciembre, 2018


Últimos días de cárcel, los peores de López

Carteles con el retrato de Leopoldo López REUTERS Christian Veron Zapatero visita al opositor venezolano Leopoldo López en su arresto domiciliario
Orlondo Matamoros | Julio 12, 2017, 04:51

Además de exigir la liberación de todos los presos políticos, la oposición realizará un plebiscito que rechace la Asamblea Constituyente. A partir de ese momento sufrimos allanamientos y una cobarde amenaza de Diosdado Cabello; la madrugada del sábado 15 Lilian estaba en mi casa con los niños y nos allanaron 20 hombres con armas largas y pasamontañas; luego llegó Diosdado Cabello -por ese entonces presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela- las madrugadas del 16 y el 18 a decirnos que Leopoldo debía exiliarse, en tono amenazante y cobarde nos advirtió que a Leopoldo lo iban a matar si se entregaba públicamente, lo iba a matar la gente de la derecha o los colectivos por el movimiento armado chavista.

"Ser sujeto a arresto domiciliario significa que Leopoldo continúa privado de su libertad?" se preguntó Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, destacó el organismo en un comunicado de prensa.

Esto, a pesar de que el Tribunal (TSJ), al que la oposición acusa ser aliado del gobierno, le concedió el arresto domiciliario a López bajo el argumento de que el dirigente opositor tenía "problemas de salud".

Es de esperar que la liberación del líder opositor sea el comienzo de la apertura a un diálogo honesto y profundo, que propicie un cambio en las directrices del gobierno. Ese fue uno de los principales mensajes que entregó ayer la esposa de López, Lilian Tintori. Sin un solo matiz, sin pelos en la lengua, pese a que sabe que posibles medidas cautelares le impedirán expresarse en público, López habló con la fuerza de siempre: "Si mi lucha por la libertad de Venezuela implica que debo volver a Ramo Verde, estoy dispuesto a hacerlo”".

Tintori da estas declaraciones tres días después del traslado de su marido de la prisión militar de Ramo Verde a su domicilio en Caracas, donde sigue cumpliendo en arresto domiciliario la pena de casi 14 años de cárcel a la que fue condenado en 2015. "No se negocia la libertad, los derechos humanos, la dignidad, jamás", declaró Tintori, recibida entre ovaciones en la concentración.

La consulta tendrá lugar sólo dos semanas antes de los comicios para elegir a los diputados que se encargarán de reescribir la Carta Magna, algo que también se ha criticado desde los círculos cercanos al chavismo. Sin embargo, recalcó que la salida de la cárcel fue una decisión "unilateral del gobierno". "Fueron los peores", aseguró, detallando que el dirigente adelgazó cinco kilos luego de que no le permitieran comer la dieta que ella le enviaba.

En esos encuentros también participaron los hermanos Delcy, excanciller, y Jorge Rodríguez, alcalde del municipio Libertador de Caracas, a los que también agradeció sus gestiones. No es casualidad que el anuncio formal de la medida de casa por cárcel fuera hecha por el jefe del Gobierno español Mariano Rajoy, y que la noticia emergiera primero en España y después en Venezuela.

"Después de tanta visitas a Venezuela de (Rodríguez) Zapatero, podemos decir que él empujó esta medida".