Miércoles, 19 Diciembre, 2018


Portugal lucha por controlar el incendio más mortífero de su historia

Alejandro Castrejon | Junio 24, 2017, 00:04

Según el último balance oficial ofrecido por la ministra de Administración Interna, Constança Urbano, el incendio deja otros 62 heridos, varios de ellos de gravedad.

La lucha contra las llamas se centra ahora en los medios terrestres, que implican a más de 2.000 efectivos -100 de ellos españoles- en los distritos de Leiria, Castelo Branco y Coimbra, todos en el centro de Portugal.

Aunque este incendio ha sido dado por dominado, permanecen activos dos focos preocupantes a unos 40 kilómetros al norte de Pedrógão Grande, en Góis y Pampilhosa da Serra, que hoy se han reavivado ayudados por las altas temperaturas y el viento. Unos 700 bomberos intentaban sofocar el fuego, que comenzó a arder el sábado.

Las autoridades informaron que el fuego no se ha extinguido del todo y que al menos 30 víctimas mortales quedaron atrapadas en sus vehículos, cuando transitaban por una carretera que une los municipios de Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera, reseñó la agencia EFE.

Portugal ha decretado un luto de tres días por la tragedia, a partir de este domingo.

"La prioridad ahora es el combate al incendio y el apoyo a las víctimas y a las familias", señaló el jefe del Estado luso, que añadió: "después tendremos todo el tiempo del mundo" para debatir sobre el resto de asuntos.

En la zona afectada por el incendio trabaja también un nutrido grupo de psicólogos que, indicaron hoy las autoridades, ha realizado hasta primera hora de esta mañana un total de 552 asistencias.

La ayuda proviene también de fuera de las fronteras portuguesas, desde donde han llegado apoyos para combatir las llamas.