Martes, 22 Agosto, 2017


Gobierno declaró contratos secretos de software espía

Orlondo Matamoros | Junio 24, 2017, 01:31

La Procuraduría General de la República informó que investigará a los posibles proveedores de la tecnología Pegasus, que fue utilizada para presuntamente espiar a periodistas y defensores de derechos humanos, además de que solicitará información sobre a qué dependencias federales y estatales, así como a qué empresas les han facilitado este tipo de intervención.

Por medio de una publicación en Facebook, la representación del organismo internacional en el país también llamó al Estado mexicano a "conducir una investigación independiente para esclarecer estos hechos de espionaje, incluyendo cualquier institución pública que pudiera haber estado implicada".

"La Oficina de Derechos Humanos en México pedirá información al Gobierno mexicano sobre las denuncias de vigilancia e intimidación".

También se encuentran entre las personas espiadas a Mario Patrón, Stephanie Brewer y Santiago Aguirre de la Organización de Derechos Humanos Centro Miguel Agustín Pro Juárez, Rafael Cabrera y Sebastián Barragán, del portal Aristegui Noticias. "La Agencia de Investigación Criminal [un área de la PGR] localizó la información solicitada... la misma constituye información clasificada como reservada", fue la respuesta de la PGR, contenida en el informe Gobierno espía realizado por la Red de Defensa de Derechos Digitales.

El Salvador mismo tiene pendiente una investigación sobre los micrófonos aparecidos en varias gremiales empresariales y seguramente terminarán siendo solo un recuerdo o símbolo de la impunidad que prevalece en el país, lo que alentará que continúe el espionaje o el acoso a opositores, activistas y periodistas.

Otras víctimas del espionaje fueron activistas que pugnaron por un nuevo sistema nacional contra la corrupción, así como abogados de los familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en 2014, uno de los casos más notorios de violaciones a los derechos humanos.

La compra incluía el sistema informático "Galileo" y la capacitación para operarlo con un costo de unos 13 millones de pesos mexicanos (unos 716.000 dólares) y permitía infectar computadoras y teléfonos celulares para vigilar conversaciones, llamadas y aplicaciones.

El gobierno mexicano declaró el lunes al revelarse el caso que condena "cualquier intento de vulnerar el derecho a la privacidad de cualquier persona" y que "no hay prueba alguna de que agencias del gobierno mexicano sean responsables del presunto espionaje".

"En total se han registrado 88 mensajes con enlaces maliciosos (76 mensajes en esta nueva investigación y 12 en la investigación pasada sobre los activistas por el derecho a la salud, el investigador Simón Barquera del Instituto Nacional de Salud Pública, Alejandro Calvillo de la organización el Poder del Consumidor y Luis Encarnación de la coalición ContraPESO) para espiar a periodistas y defensores de derecho humanos vinculados a la infraestructura de Pegasus", dice el documento.

La prestigiosa reportera Carmen Aristegui, quien reveló en 2014 un escándalo en torno a una propiedad de la esposa del presidente Enrique Peña Nieto (EPN), así como Carlos Loret, estrella de los noticieros de la cadena Televisa, habrían sido algunas de las víctimas.