Viernes, 19 Octubre, 2018


Descarta OEA proyecto de Venezuela

Eduardo Anchondo | Junio 23, 2017, 12:59

Estados Unidos forma parte de un grupo de países liderado por México -que califica de "gravísima crisis" la realidad del país caribeño- que busca una resolución conjunta de la OEA sobre Venezuela para aprobarla en la Asamblea General de Cancún, tras no lograr acuerdo en la reunión de cancilleres del pasado lunes.

Para lograr aprobar una resolución en la Asamblea que, como mínimo, contenga esos puntos, México y otras naciones como EE.UU. y Canadá tratan de convencer a al menos tres países para que se sumen a los 20 que ayer apoyaron su propuesta.

Estas naciones consideran, según las fuentes, que el cambio de último minuto de los países del Caricom el lunes se debió a presiones de Venezuela en torno a la deuda que esos estados tienen por el petróleo subvencionado durante años a través de Petrocaribe.

De haberse planteado en la Asamblea General en el resolutivo de derechos humanos, hubieran bastado 18 votos pues las decisiones se toman por mayoría simple pero tampoco hubo consenso.

EE.UU. considera que autorizar ese grupo es "lo mínimo que puede hacer" la OEA y que el que Venezuela lo haya rechazado de antemano no es óbice para que los países de la región "hagan todo lo posible" para contribuir a una solución para los venezolanos.

La opción para seguir abordando el caso Venezuela es la "sesión de consulta" de cancilleres, dijo Videgaray, que se mantiene abierta de manera indefinida, aunque no existe fecha ni lugar tentativo para que se realice. Calificó la iniciativa como la "única salida" a la crisis.

La representante venezolana Delcy Rodríguez calificó de "espectáculo bochornoso" la protesta de los opositores, a los que describió como "fanáticos intolerantes".

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, nombró canciller al embajador ante la OEA, Samuel Moncada, en remplazo de la temperamental Delcy Rodríguez, quien dejó el cargo para presentarse como candidata a la Asamblea Nacional Constituyente y a la que cubrió de elogios por defender "como una tigra la soberanía, la paz y la independencia" de su país.

El ministro chileno dijo que no hay plazos para ello, pero reconoció que "hay situaciones que van a complejizar aún más lo que sucede en Venezuela", como el plazo de la conformación de la Asamblea Constituyente.

Más adelante, en la rueda de prensa, resumió la participación de la ahora excanciller como un conjunto de "insultos y majaderías".

"Señoras y señores están obstaculizando la sesión, permitan continuar con el desarrollo de esta tercera sesión plenaria", exhortó el canciller Videgaray, presidente de la Asamblea.