Martes, 24 Octubre, 2017


Temer acusa al fiscal general de hacer política y presionar para destituirlo

La crisis política en Brasil se intensifica mientras los ciudadanos salen a las calles pidiendo la renuncia del presidente Michel Temer La crisis política en Brasil se intensifica mientras los ciudadanos salen a las calles pidiendo la renuncia del presidente Michel Temer
Orlondo Matamoros | Junio 20, 2017, 12:51

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) inició las investigaciones correspondientes al caso de financiación en el que están involucrados el actual mandatario y su antecesora, Dilma Rousseff, quien fue destituida el año pasado por corrupción, en la campaña de 2014.

En nombre de Rousseff, el abogado Flavio Caetano sostuvo que los cargos "se basan en falsos testimonios y pruebas inválidas" y exigió la "nulidad" del proceso, un punto en el que coincidió la defensa de Temer, quien sería el gran beneficiado de ello, pues salvaría el mandato que heredó de la ahora exmandataria.

Batista mantuvo un encuentro el pasado marzo con Temer y grabó un diálogo entre ambos, en el que, según la Fiscalía, el presidente brasileño da el visto bueno para comprar el silencio de Eduardo Cunha, expresidente de la Cámara de los Diputados e impulsor del juicio político que llevó a la destitución de Dilma Rousseff.

Muchas de las empresas involucradas en ese escándalo, como los grupos Odebrecht o Andrade Gutierres, han confesado que aportaron a la campaña ganadora multimillonarias sumas que no fueron debidamente declaradas y correspondían a los sobornos acordados a cambio de la adjudicación de contratos con la petrolera.

A pesar de tratarse de la fase final del juicio, cualquiera de los siete magistrados que integran el TSE pueden solicitar más tiempo para analizar mejor el caso, sin plazo determinado, lo que atrasaría la decisión.

Temer acusa al fiscal general de hacer política y presionar para destituirlo

La policía brasileña detuvo hoy por la mañana a un ex colaborador cercano del presidente Michel Temer, acusado de haber recibido un soborno del gigante cárnico JBS.

Por otro lado, Michel Temer es investigado luego de que se hiciera pública la grabación de una conversación que mantuvo con el empresario Joesley Batista, donde el mandatario supuestamente da su aval en el pago de sobornos.

Poco después de las elecciones de 2014, que Rousseff venció con más de 54 millones de votos siendo Temer su vicepresidente, el partido opositor PSDB recurrió ante este tribunal para impugnar el resultado alegando que la campaña se habría financiado de forma irregular, en parte con recursos ilícitos provenientes de la trama corrupta de Petrobras.

El Tribunal Superior Electoral de Brasil anunció ayer un refuerzo en la seguridad de su sede en Brasilia ante la importancia de la audiencia contra el presidente Temer y las consecuencias políticas que puede tener.

En caso de que decida anular la fórmula presidencial victoriosa, el TSE deberá decidir si celebra una elección indirecta realizada por el Congreso para elegir a un presidente provisional que completaría el mandato del actual mandatario hasta el 31 de diciembre de 2018.