Martes, 27 Junio, 2017


Rusia critica a Trump por medidas contra Cuba

El presidente de Panamá Juan Carlos Varela. EFE  Archivo El presidente de Panamá Juan Carlos Varela. EFE Archivo
Orlondo Matamoros | Junio 20, 2017, 01:36

Fue uno de los principales hitos de la gestión de Obama, que este viernes su sucesor, el republicano Donald Trump tiró por la borda al anunciar que quedaron sin efecto algunos de los puntos contemplados en ese acuerdo. el magnate republicano ya había anunciado en su campaña electoral que revisaría los términos del acuerdo con Cuba.

Los cambios que anunció Trump, celebrados por la comunidad anticastrista de Florida, tendrán impacto en la economía cubana cuando entren en vigor dentro de tres meses, una vez que entre en vigencia la regulación.

"A partir de ahora, estoy cancelando completamente el acuerdo unilateral con Cuba", dijo Trump en un pequeño teatro en la Pequeña Habana de Miami, al anunciar al exilio cubano las modificaciones.

Cincuenta años llevó la concreción del deshielo en las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Cuba. Es lo que calificó de búsqueda de "un acuerdo mejor" que el de Obama. Las remesas desde EU seguirán fluyendo. No volverá a aplicar la política de pies secos, pies mojados, que permitía que los cubanos que llegaran a suelo estadounidense se quedaran en el país. Tampoco se restablecerán los límites a la cantidad de ron y cigarros que los estadounidenses pueden traer de la isla para uso personal.

Trump argumentó que el endurecimiento de la política hacia Cuba era para frenar la opresión comunista, a lo que las autoridades cubanas aseguraron que el mandatario estadounidense ha manipulado el asunto de los Derechos Humanos con fines políticos.

Sin embargo para Manuel Cuesta Morúa, del moderado Arco Progresista, "volver a las políticas del fracaso es la mejor manera de garantizar el fracaso de la política”".

Cuba rechazó lo que consideró una "retórica hostil" del presidente Donald Trump y aseguró que tiene la voluntad de mantener un "diálogo respetuoso" con Estados Unidos, que horas antes dio un giro en la política de acercamiento iniciada por el ex mandatario Barack Obama.

Aunque en las redes sociales altos funcionarios cubanos y empresas estatales han mostrado su rechazo a la decisión de Trump bajo la etiqueta #Cubaesnuestra, el Ejecutivo de Raúl Castro no ha realizado ningún comunicado oficial.

Menciona que "una mayor fiscalización de los viajeros estadounidenses a Cuba y la prohibición de las transacciones económicas, comerciales y financieras de compañías norteamericanas con empresas cubanas vinculadas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias y los servicios de inteligencia y seguridad, todo ello con el pretendido objetivo de privarnos de ingresos".