Domingo, 18 Noviembre, 2018


Inviable segunda vuelta electoral en 2018: Escudero

Inviable segunda vuelta electoral en 2018: Escudero Inviable segunda vuelta electoral en 2018: Escudero
Orlondo Matamoros | Junio 20, 2017, 05:24

Mientras para el titular de la Mesa Directiva de la Cámara alta la segunda vuelta electoral "implica en este momento inviabilidades jurídicas, operativas y logísticas" rumbo a las elecciones presidenciales de 2018, para el PAN la instauración de ese mecanismo "es garantía de gobernabilidad y de legitimidad para los gobernantes".

"La segunda vuelta conlleva realizar un sinnúmero de inevitables reformas a cada uno de los ordenamientos legales que rigen la materia de partidos políticos, organismos y procesos electorales", dijo.

De acuerdo con el legislador, la reforma que propone la dirigencia nacional del PAN y sus legisladores en el Congreso para incorporar la figura de una segunda vuelta, implicaría una revisión puntual del andamiaje institucional y legal para definir normas, plazos y requisitos que regulen el procedimiento electoral.

El presidente del Senado, Pablo Escudero, del Partido Verde, y la bancada del PAN en ese órgano legislativo, chocaron este domingo por el asunto de la segunda vuelta electoral.

TE RECOMENDAMOS: ¿Discutir ahora la segunda vuelta?

Pablo Escudero reiteró que, respecto a la logística del proceso electoral, el diseño, la producción y el reparto de los documentos electorales requiere de 44 días a partir de que quedaran definidos los candidatos participantes en la pretendida segunda vuelta.

"Soslayan el tema para mantener nuestra democracia en el actual estado de cosas, con una presidencia que no cuenta con el respaldo de una mayoría electoral".

Incluso, Herrera Ávila consideró que si hay la disposición y voluntad, la reforma en esta materia podría ser aprobada en un mes.

En las elecciones de 2012, subrayó, el candidato ganador (Enrique Peña Nieto), sólo obtuvo poco más del 38 por ciento de votos emitidos; es decir, 19 millones de 112 millones mexicanos eligieron a un gobernante que, adicional a ello, tiene hoy un nivel de aceptación inferior al 20 por ciento.

Añadió que las elecciones en México son cada vez más competitivas, con resultados estrechos que se prestan a periodos poselectorales en los que prevalece la duda y los cuestionamientos, por lo que es necesario que el tema sea debatido. "La segunda vuelta cambiaría el panorama político electoral e incentivaría una mayor participación ciudadana; se tendrían gobiernos de mayoría, con amplio respaldo popular y legitimidad para gobernar, ya que el Presidente sería electo con más del 50 por ciento de los votos", aseguró.