Lunes, 20 Noviembre, 2017


Gobierno rechaza acusación de espionaje a periodistas

Aristegui Carmen Aristegui y su hijo Emilio Aristegui
Orlondo Matamoros | Junio 20, 2017, 21:10

"Es claro que quieren que sepamos que ellos saben de nuestras vidas privadas, quieren que sepamos que ellos saben con qué fuentes nos estamos reuniendo y así lograr un clima de inseguridad para que temas no sean investigados", aseguró el titular de espacios noticiosos en la cadena Televisa y Radio Fórmula.

El tercer caso es del periodista Carlos Loret de Mola, él recibió 8 mensajes entre 2015 y 2016, en momentos clave, cuando Carlos realizaba un trabajo de investigación sobre la ejecución extrajudicial de civiles en Michoacán.

"Es inaceptable que espíen periodistas y que hayan asesinado a Javier Valdez y Miroslava Breach".

"No sabemos si los periodistas asesinados antes de ello fueron espiados".

¿A cuántas personas más el gobierno ha espiado o espía?

La periodista Carmen Aristegui resaltó que para esa operación, ilegal por no contar con mandamiento de un juez, el Gobierno utilizó recursos públicos.

El gobierno de México ha negado las acusaciones.

"Como su propio texto lo señala, no hay prueba alguna de que agencias del gobierno mexicano sean responsables del supuesto espionaje descrito en su artículo", expone al inicio. "Por lo tanto, condenamos cualquier intento de vulnerar el derecho a la privacidad de cualquier persona".

Los mensajes no sólo fueron recibidos por periodistas.

A la anterior lista, se suman los casos, también documentados en febrero de este año, de espionaje a promotores del impuesto a bebidas azucaradas: Simón Barquera, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP); Alejandro Calvillo, director de la organización El Poder del Consumidor, y Luis Encarnación, coordinador de la coalición ContraPESO.

La infección con Pegasus no tiene vuelta atrás.

El reporte elaborado por Artículo 19, la Red en Defensa de los Derechos Digitales y Social TIC, con el apoyo del Citizen Lab de la Universidad de Toronto, es exhaustivo y revela de qué manera se espió o se intentó espiar a 12 personas, una de ellas menor de edad, Emilio Aristegui, hijo de la periodista Carmen Aristegui.

El actual gobierno de México violó gravemente los derechos de estos ciudadanos, en el informe y su conducta apunta a la comisión de graves delitos en diversos ámbitos, concluye el documento en su análisis legal.

Tne New York Times subraya que Aristegui es víctima del espionaje porque ella y su equipo de noticias dieron a conocer el escándalo de la Casa Blanca, la mansión con un valor de unos siete millones de dólares en la Ciudad de México, presuntamente propiedad de la actriz de telenovelas, Angélica Rivera, esposa del presidente de México.

También han sido víctima de espionaje, según el medio, dos de los periodistas mexicanos más influyentes, y un estadounidense que representa un caso de abuso sexual por parte de la policía, todo ello llevado a cabo con programas vendidos bajo la premisa de que serían utilizados sólo para investigar a criminales y terroristas. Es muy poco probable que el gobierno haya recibido esa aprobación judicial para hackear los teléfonos de los activistas y periodistas, comentaron varios exfuncionarios de los servicios mexicanos de inteligencia.

La compañía simplemente le cobra a sus clientes gubernamentales según el número total de objetivos a vigilar.

"Pegasus", según detalla el New York Times, se infiltra en los 'smartphones' para monitorear detalles como llamadas, mensajes de texto, correo electrónico, contactos y calendarios; además puede utilizar la cámara y el micrófono del aparato para realizar vigilancia.