Viernes, 20 Abril, 2018


Diez, el tenista perfecto — Rafael Nadal

El español marcó claras diferencias en el arranque de la finalísima.       | AFP El español marcó claras diferencias en el arranque de la finalísima. | AFP
Alejandro Castrejon | Junio 20, 2017, 23:01

Lo hizo al aplastar en tres sets seguidos al suizo, Stanislas Wawrinka, con parciales de 6-2, 6-3 y 6-1 en un tiempo de 2 horas y 5 minutos. Su último encuentro lo jugó el 2 de abril en Miami, donde derrotó a Nadal en la final.

El español ha mantenido el buen nivel de forma que alcanzó a principios de año cuando alcanzó la final del Abierto de Australia y escaló hasta el segundo puesto del ranking el lunes - su posición más alta desde 2014, cuando empezó una racha intermitente de lesiones. Rafa jamás ha perdido un partido en Paris cuando gana el primer set y su marca quedó en 72 victorias. El dueño de 15 Grand Slam en su carrera afirmó que no estará en Queen's, pero sí en otro torneo en Londres, el más importante, en Wimbledon, dentro de tres semanas. Porque tenía demasiados problemas en mi rodilla, así que no pude practicar en absoluto.

Se preguntó al español si considera que está ahora mejor que nunca.

Tras ganar en Melbourne Roger Federer también conquistó el Masters 1000 de Miami, donde una vez más volvió a medirse a Nadal, aunque su victoria llegó acompañada de una premonición favorable al de Manacor: "Le dije en Miami que destrozaría esta temporada de tierra".

"Cuando tienes dudas buscas hacerlo mejor, tener más intensidad, más motivación, y eso te permite mostrar humildad". Con ese triunfo, Nadal igualaba la leyenda del sueco Bjorn Borg. Fue un partido de leyenda, que comenzó bien para el español, pero que la fina lluvia que caía sobre París cambió de signo, lo que permitió al serbio remontar.

"Tras hablar con mi equipo y mi médico, decidí que mi cuerpo necesita descansar si quiero estar bien para jugar en Wimbledon", agregó sobre el torneo que comenzará el 3 de julio. Su compatriota Pablo Carreño (17º), que cayó apeado en cuartos de Roland Garros aquejado de dolores en el vientre, ascendió cuatro puestos para colarse en un Top-20 sin cambios significativos.