Martes, 24 Octubre, 2017


Cuba repudia postura de Trump; rechaza entregar a fugitivos

Orlondo Matamoros | Junio 20, 2017, 11:48

La nueva política del Gobierno de Estados Unidos en torno a Cuba anunciada la semana pasada podría perjudicar el crecimiento económico de la isla, al impactar en el flujo de ingresos, informó Moody's.

El mandatario estadounidense advirtió, sin embargo, que "cualquier cambio" a su postura hacia Cuba dependerá de "avances concretos" hacia objetivos como las elecciones libres, la liberación de presos políticos y la entrega a la Justicia estadounidense de "criminales y fugitivos" que han encontrado refugio en la isla.

La firma sostuvo que las medidas de Washington fueron reveladas en momentos en que Cuba afronta desafíos en su balanza de pagos y liquidez por un menor respaldo de su aliado Venezuela.

Con esta decisión, Trump, pletórico del entusiasmo y apoyo de los presentes en el acto (algo de lo que el Presidente estaba muy necesitado), proclamó el regreso a la ya antes fracasada política de aislamiento, aunque manteniendo las relaciones diplomáticas mutuas y las medidas relacionadas con los emigrados residentes en EEUU (remesas, viajes) y sin reponer la política de "los pies mojados, pies secos" (wet feet, dry feet) derogada por Obama en vísperas a su retiro y que desde la Administración Clinton permitía que ingresaran a Estados Unidos todos los cubanos sin visa que pusieran pie en su territorio. "Esta toma decisiones solo favorecen a intereses mezquinos a una minoría cubana en ese país", enfatizó.

Diversos despachos de prensa también subrayan que la Cámara de Comercio norteamericana se refirió a su compromiso de continuar en la lucha para eliminar "las políticas anticuadas" que ponen freno al desarrollo de los pueblos de esa nación y la cubana.

Luego de que el mandatario diera un paso atrás a la política de acercamiento con La Habana, impulsada por su antecesor, Barack Obama, el Gobierno cubano lamentó las declaraciones de Trump y reiteró su llamado a un "diálogo respetuoso".

Trump fijó medidas más estrictas para controlar que los estadounidenses que viajen a la isla lo hagan, en efecto, en el marco de las 12 categorías ya implementadas por Obama, ninguna de las cuales incluye el turismo.

"Con sus modestos recursos, Cuba ha contribuido también a la mejoría de los derechos humanos en muchos lugares del mundo, a pesar de las limitaciones que le impone su condición de país bloqueado", agregó.

"El presidente tiene razón, persisten graves problemas de derechos humanos". En los dos últimos años se ha demostrado que los dos países, como ha expresado reiteradamente el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, pueden cooperar y convivir civilizadamente, respetando las diferencias y promoviendo todo aquello que beneficie a ambas naciones y pueblos, pero no debe esperarse que para ello Cuba realice concesiones inherentes a su soberanía e independencia, ni acepte condicionamientos de ninguna índole.

Cualquier estrategia dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en Cuba, ya sea la que pretenda lograrlo a través de presiones e imposiciones, o emplean-do métodos más sutiles, estará condenada al fracaso.